domingo, 4 de febrero de 2007

El aguaó empieza a dar agua...

... y con la vista perdida, o quizás cansada por el paso del tiempo, el aguador le entregó el agua... ¿o era su sabiduría?
Allí estaba: la vista perdida, cansada, cargada de sabiduría y conocimientos, mientras le tendía la copa exornada en su interior con un higo que refrescaba el calor y el hastío de las tardes de Sevilla. El muchacho asentía con la cabeza mientras recogía en su mano el líquido elemento, observando las ajadas ropas del viejo aguador, quizás por curiosidad o bien por no mirar a los ojos del hombre que reparte agua por Sevilla. Al fondo, la madurez aplaca su sed, mientras las gotas resbalan por el lienzo.

Se abren las puertas del mundo del blog para mí. Hacía tiempo que quería entrar, y hoy por fin me he decidido. Desde aquí os doy mi bienvenida a este pequeño rinconcito del gran universo que es Internet.
¿Y que se puede ver aqui?, mis opiniones y las vuestras. Asomaos a echar un trago de agua.

5 comentarios:

Er Tato dijo...

¡¡Ya era hora, macho....!!

Que la "tesnología" es la "tesnologia" y el bloc éste, perdón, blog, "ta quedao" tela de chulo. Ahora solo falta que lo rellenes, y material no te falta, que yo lo he "leío".....

Así que venga, empieza a colgar tus comentarios más provocadores y a darle contenido a esto. Ya verás que calentito se pone esto cuando la peña empiece a desbarrar y a crearse debate....¡¡Pero sin faltar, eh!!

Felicidades, artista

Anónimo dijo...

Ta currao.

Glauca Maria dijo...

Ahora un año despues con la timidez ya superada y una amistad anónima increible, puedo escribir lo que entonces me pregunté:
¿Quien se esconderá detrás de tanta belleza...?
Felicidades Aguaó.

Un beso.

María

el aguaó dijo...

Muchas gracias querida Glauca. No puedo decir nada más, pues las palabras sobran...

Un beso.

El callejón de los negros dijo...

... esa primera entrada... ese primer impulso...


... pues como si del primero fuera...