sábado, 7 de julio de 2007

Exaltación en Santa Catalina


El genio de la Literatura Universal, don Miguel de Cervantes, ya la nombraba en su entremés “Los Mirones”, diciendo que en su fachada posterior y debajo de un retablo existente dedicado a la Virgen de las Ánimas, se reunían los ciegos de Sevilla a contar historias y romances religiosos, al tiempo que pedían limosnas. Esto ocurrió por los siglos XVI y XVII. Años antes, en 1472, se cuenta que entraron dos lobos en la Iglesia, dando grandes aullidos, llegando hasta el altar, donde un sacerdote daba la misa, y al que le desgarraron las vestiduras sagradas.
También sufrió los movimientos revolucionarios de 1868, cuando se castigó el Patrimonio de Sevilla y se derribaron distintas puertas de la ciudad y lienzos de muralla, apareciendo su derribo en los planos urbanísticos de ese año. Sin embargo, el expediente de destrucción que correspondía al templo se prolongó en el tiempo, llegando al año 1912, declarándose Monumento Nacional, y evitando de esta manera su derribo.



La Iglesia es un interesante modelo de arquitectura mudéjar del siglo XIV. Su portada principal es obra gótica de la misma época, pero perteneciente a la Iglesia de Santa Lucía, de donde fue desmontada para colocarse aquí en 1930, como dice la placa conmemorativa del traslado: “Esta portada procedente de la Antigua Iglesia de Santa Lucía fue donada para su colocación en esta Santa Catalina por el Excmo. Sr. D. Rafael G. Abreu, Vizconde de los Remedios: Anno Domin, MCMXXX”. Tras ella figura el primitivo ingreso, fabricado en ladrillos y organizado por arcos polilobulados entrelazados y enmarcados por alfiz.
La torre es magnífica, de fábrica mudéjar, y está asentada sobre los restos de un alminar de una mezquita fechable entre los siglos IX y X. Posee arcos ciegos polilobulados inscritos en alfiz y unos paños rehundidos que originalmente debieron de estar ocupados por una decoración de sebqa, la cual pudo desaparecer en la restauración de 1881, y que le darían un aspecto mucho más atractivo.
Cabe destacar la Capilla Sacramental, considerado uno de los más hermosos recintos del barroco sevillano. Su arquitecto fue Leonardo de Figueroa, quien inició la construcción en 1721, aunque también participaron en las obras Ambrosio y Antonio Matías de Figueroa. Su interior es maravilloso, profusamente decorado con yeserías, pinturas y espejos.


La Iglesia de Santa Catalina es una auténtica joya por sí sola, si además le agregamos el extraordinario Patrimonio de Bienes Muebles, se convierte en un tesoro desconocido para muchos sevillanos, que ven cerradas sus puertas desde 2004. Cuando parecía que su destino consistía en recordarla a través de viejas fotografías, saltaba la noticia: “La Junta intervendrá en la restauración de Santa Catalina”.
En la noticia se indica que “Cultura, va a correr casi con la totalidad de los setecientos mil euros presupuestados para abordar las obras de restauración de la techumbre, donde colaborará, como así se ha manifestado en diferentes ocasiones, el Ayuntamiento sevillano”, una techumbre formada por una estructura de madera, en forma de armadura de par y nudillo en la nave central, y colgadiza, en las laterales, una reliquia que debe ser reparada con urgencia, antes que la madera siga sufriendo el ataque de los xilófagos. Posteriormente se continuará con la rehabilitación de todo el conjunto, según señala la noticia: ”Según las fuentes consultadas por ABC, una vez esté concluido el trabajo de la cubierta, se procedería a la redacción del proyecto integral, aún por encargar”.


Puede ser un rayo de esperanza para esta alhaja mudéjar, desprestigiada y olvidada, ajada y deslucida por el paso del tiempo, pero no por ello menos importante para nuestra ciudad, que contemplaba con pavor como su destino caminaba hacia un trágico final.
¿Qué opinan vuesas mercedes?, ¿cuánto tiempo creéis que tardará la restauración?, ¿se cumplirán los plazos acordados y comenzará a finales de este año 2007?, ¿por qué se ha maltratado tanto a Santa Catalina?, ¿hay prioridad en el Patrimonio sevillano?, ¿por qué se ha esperado tanto?... El calor desafía a los sevillanos y los asfixia con sus manos despiadadas. Repartiendo agua con mi cántaro me enteré que por San Román se va diciendo que la Virgen tiene menos Lágrimas.

Gracias a la Fototeca de la Universidad de Sevilla.

18 comentarios:

finidiblanco dijo...

Como hermano de la Exaltación tengo que darte las gracias por esta entrada.
¿Cuánto tardará? No lo sé, mucho seguro; por cierto otro tema a tratar sería la sede que nos debiera albergar a la Hermandad de la Exaltación, durante estos años de andar errante.

MaeseRancio dijo...

¿Se cumplirán los plazos previsto para el comienzo de la obra? ¿Se cumpliran los plazos previstos para la terminación de la obra? Vaya par de preguntas.
Lo que es cierto es que esta joya sevillana no puede estar más tiempo así.

Híspalis dijo...

Como hermano de Los Gitanos sé lo que es errar de un lugar a otro sin casa alguna durante años. Al final disfrutamos de nuestro propio templo. Ojalá las obras de S.Catalina duren poco y pronto podramos disfrutar de ese cristo de la Exaltación saliendo de sus puertas. Vivo muy cerca muy cerca de esta joya de iglesia, y no hay ningún día que pase frente a ella y se me revuelva el estómago al comprobar su deterioro y situación. En mi opinión mucho dinero se están gastando en modernizar la ciudad (metro-centro, setas, torre Cajasol...)y se está dejando de lado nuestro legado más importante: nuestro patromonio.

Dama de sevillano nombre dijo...

Gracias por tu entrada, lo referente a la Iglesia, (ojo, ésta Iglesia) me duele y mucho.
Pero parece que ya hay consenso, y que quede claro que los que ponían problemas eran los curas.
El problema grave radica en: Si cierran la Fábrica de tabacos, La Hdad. de las Cigarreras posee capilla propia en los Terceros, entonces... ¿Que será de nos?
San Roman no vale, el paso no cabe...

bogar dijo...

No pasa nada,ya dije que la recuperación de Santa Catalina cuesta una cuarta parte de El Salvador.Solo 4 millones de Euros.A los politicos les interesa moverse por las iglesia y cofradias,aunque todos sean muy laicos,porque saben que eso se convierte luego en votos y dinero para sus partidos.La pena es que todo se retrasa cuando ellos se meten por medio,pero bueno.Paciencia y confianza.Saludos

el aguaó dijo...

La sede de la Hermandad de la Exaltación debe ser Santa Catalina, bajo mi humilde punto de vista. Cuando un sevillano se refiere a "Los Caballos", irremediablemente viene a nuestra cabeza ese 'barco' saliendo por la puerta lateral, esa preciosa Virgen de las Lágrimas anclada bajo una techumbre de madera.
Creo que Santa Catalina debe ser su sede.

Un fuerte abrazo a todos.

Moris dijo...

En este año del barroco veremos cerrada esta parroquia que atesora una de las joyas de este estilo artístico, su capilla sacramental que, no lo has mencionado aguaó, tiene un conjunto escultórico pertenecientes a Duque Cornejo.

Lo que no entiendo es todo lo que se ha monatdo por el lienzo de santa rufina, con cuestación popular incluída, y Santa Catalina se nos cae ante nuestros ojos. Según la ley 1/1991 de Patrimonio Histórico Andaluz de 3 de julio, los ayuntamientos tienen el deber de dar a conocer y ralzar su patrimonio. Lo cumple el alcalda y Marset con Santa Catalina?????

Otra cuestión es la restauración a la que se le puede someter. Que no se traigan al personal que "restauró" San Vicente!!!!
Saludos

el aguaó dijo...

Querido Moris, bienvenido a este humilde rincón.

La Capilla Sacramental es punto y aparte querido amigo. Necesitaría una entrada por sí sola, donde por supuesto nombraría la gran obra del nieto de Roldán, que además dirigió todo el proceso decorativo del interior de la Capilla.

Un fuerte abrazo y vuelve cuando quieras a esta tu casa.

M. Andréu dijo...

Durante años he vivido en la zona y la Iglesia es una joya.
Me encantaba entrar de pequeño cada día de cuaresma, en Los Terceros y Santa Catalilna, cuando mi madre me mandaba a comprar el pan para la cena a la panaderia de Amalia, junto al Tremendo. En ambas Iglesias podía ver la evolución de los pasos. Crecí con ellos. Por cierto, dos magníficos palios. ¿Habéis reparado alguna vez en las cuencas o platillos de cristal de los candeleros de la Virgen de las Lágrimas??

Moris dijo...

Amigo Aguador para no tener que volver como Tarzán, enlazando de cuerda en cuerda, te agrego desde ahora ami esfera, en le ricón de "Sevilla en estado puro".

Por lo que he leido, pareces un amante de la historia del arte y de nuestro patrimonio, un motivo más para tenerte enlazado.

Saludos

Anónimo dijo...

La collación entera es una joya,he vivido allí hasta hace poco. Mis recuerdos más lejanos son un poco lúgubres. La iluminación del templo consistía en unos tubos fluorescentes de color amarillo, que hacían que todos los feligreses pareciéramos enfermos. La capilla sacramental es magnífica, la recuerdo perfectamente. La misa de 19:30 nos "dejaba en suerte" para dejar de ser feligreses y pasar a ser "parroquianos". Un saludo.

del porvenir dijo...

Buen apunte amigo

el aguaó dijo...

Cristal querido Miguel, como las Lágrimas que exornan su rostro.

Amigo Moris, es un honor engrosar tu lista de contactos, si a ello le añadimos el apartado donde me has enmarcado, se convierte en un auténtico placer. Muchas gracias. Yo también te he agregado.

Excelente detalle querido anónimo, sea usted bienvenido siempre que guste.

Un fuerte abrazo a todos.

calleferia dijo...

Como dice el amigo Andréu, yo era también de aquellos niños y jóvenes que seguían la evolución de los pasos en esta entrañable iglesia, entre otras cosas porque siempre sabías que abría por la mañana y por la tarde.
Pero el recuerdo más especial que tengo de ella es su olor, sus mujeres delante de Santa Lucía y el frescor de sus naves, pero sobre todo el olor que contrastaba con el de la panadería vecina.
Con respecto a la restauración, no se porqué, pero hay una impresión generalizada de que el estamento eclesial no se la ha tomado tan en serio como la de El Salvador; ojalá me equivoque.
Un saludo a todos.

PS: Creo recordar que los "platillos" de cristal que lleva la Virgen de las Lágrimas unicamente se los hacen en Barcelona y a su medida, según me contó hace años uno de sus priostes, D. Luis Ordóñez.

Dama de sevillano nombre dijo...

De niña observaba "La Santa" desde la azotea de casa de mi tía como si de una diosa se tratase, he vivido mis mejores años relaccionados con esta Iglesia, mi Semana Santa, viendo y participando en como se iban formando los pasos, el Belén en Navidad que siempre estaba montado, tapado por una cortina, los milagros de Santa Lucía, La magia del Sagrario, los distintos cultos y perteneciendo a la Hermandad, porque aunque mi Amargura es especial, Mi Hermandad es eso, mi Hermandad.
Será porque me siento allí como si volviera a mis raices, porque he ido a Amalia, a la feriduría (actual Aromas) y he jugado a los futbolines de la Señora de la calle Gerona...
¿Alguien se acuerda?

La candelería de la Virgen de las Lágrimas es la más antigua que procesiona, aparte de ser la única que lleva cristal.

Anónimo dijo...

Dama: ¿a qué altura estaban los futbolines?

Fdo. Orfila.

Dama de sevillano nombre dijo...

Justamente al lado del Rinconcillo, donde más se estrecha la calle Gerona, antes de la esquina que daba a San Felipe.
Era una casa, no busques un "salón recreativo", nada más entrar te dabas de frente con la maquina que con una peseta recorrías un circuito...
Si tienes enl 3 por delante de tu edad lo has conocido seguro.

Glauca Maria dijo...

Genial tu entrada como siempre. Recuerdo hace algunos años que vinimos con unos amigos y uno de ellos al ver la Capilla Sacramental, nos dijo:"Me quedo aquí, podeis iros sin mi,no creo que pueda existir algo mas bello". Y allí lo dejamos.