miércoles, 26 de diciembre de 2007

Secundarios Protagonistas: la Magdalena de la Hiniesta


Juanito se metió un mantecado de limón entero en su boca. El susto de la reprimenda de su madre casi le ahoga. Con las lágrimas saltadas por el esfuerzo al respirar y la congoja de verse sin aire, todo ello agravado por la sonora bronca de su madre, Juanito degustaba el postre del día de Navidad. Tenía ocho años y la barriga a punto de estallar. Recostado sobre el sofá de casa de su abuela, se limpiaba con la manga de su camiseta la boca llena de migas y restos de alfajor. Había comido hasta más no poder. La sobremesa tenía olores a café recién hecho, mantecados consumidos y pastelillos a punto de ser devorados. La abuela movía parsimoniosamente el café mientras escuchaba a uno de sus hijos contar las anécdotas de años pasados. Todos sonreían. Pero Juanito estaba lejos de allí. No físicamente, pero quizás sí en su cabeza. Le gustaba mucho la Navidad, pero aún disfrutando de esas fiestas, no podía dejar de pensar en otra que le apasionaba. Sus primos jugaban a una consola nueva entre gritos y risas, mientras él divagaba entre las páginas del libro que tenía entre manos. Un sonoro sorbo al café le hizo levantar la cabeza hacia su abuela, que degustaba el oscuro brebaje edulcorado con unos toques de sacarina. Volvió a bajar la mirada y a sumergirse en las imágenes de su preciado tesoro. Su tía Carmela recibió un mensaje en el móvil. El tono sonaba como un villancico, pero Juanito no hizo caso, pues en su cabeza se podía escuchar la Agrupación Musical Santa María Magdalena del Arahal. Entre sus manos un libro de imágenes de la Semana Santa de Sevilla abierto por el Crucificado que ha expirado en San Julián y es contemplado por María Magdalena. Pasó la página y buscó la reseña histórico-artística que tantas veces había leído: “Crucificado en madera policromada de tamaño natural, ya muerto y con la cabeza caída, coronado de espinas, tórax acusando las costillas, paño de pureza y tres clavos. Es obra de Antonio Castillo Lastrucci (1882-1967), realizado en 1938. Su coste fue de 3500 pesetas. Mide 1’76 metros. A los pies del Cristo aparece una imagen de la Magdalena orante, toda de talla, policromada y estofada, igualmente de Castillo, de 1944. Mide 1’12 metros”. Volvió la página y se acercó para contemplar el rostro de aquella mujer que miraba al Hijo de Dios.

- Papá, ¿por qué el Cristo de la Hiniesta lleva música? – su padre dejó la taza de café sobre la mesa y se volvió para mirar a su hijo, intentando ubicar la pregunta.
- ¿El paso de Cristo de la Hiniesta...?, lleva música porque... siempre ha llevado música, ¿por qué me lo preguntas?, ¿te gustaría más que fuera en silencio? – escuchó las preguntas de su padre de lejos, pues Juanito se había perdido en aquella mirada de angustia de María Magdalena. Se había perdido en aquellas dos bellísimas lágrimas que descendían por las mejillas de esa mujer que tanto había querido a Jesús, y que ahora se arrodillaba ante Su muerte. Su rostro compungido destilaba dolor y angustia, miedo y terror al ver la pérdida de un ser querido. La mano izquierda reposaba sobre su pecho, donde mil cuchillos atravesaban su corazón, que parecía contraerse en convulsiones de ahogo, tormento y agonía, y la otra se abría en un abrazo transparente, para ofrecerle a su Maestro todo el amor que en ella había a modo de socorro y auxilio para el Mismo que la ayudó cuando iba a morir. Y su boca entreabierta... hablando.
- No – respondió Juanito – pero es que con la música no se escucha lo que María Magdalena está diciéndole al Señor.


Su precio ascendió a 7000 pesetas, a cuenta se entregó 2000. En opinión de don Juan Miguel González y de don José Roda Peña, se trata del mejor personaje secundario de la Pasión tallado por don Antonio Castillo Lastrucci.

¿Qué opinan vuesas mercedes?, ¿creéis que la Magdalena de la Hiniesta es una secundaria protagonista?, ¿se ahogaba Juanito o fue culpa de su madre?, ¿estáis de acuerdo con don Juan Miguel González y don José Roda Peña?, ¿debería ir el Santísimo Cristo de la Buena Muerte en silencio?

33 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífico texto. Vamos por partes, decir que es la mejor figura secundaria de D. Antonio es demasiado tajante. Evidentemente, es una opinión y sobre gustos, ya se sabe.

Desde luego, yo la situaría entre las mejores; junto a los 2 Pilatos, a las imágenes de S. Juan y Santiago (individualmente y en conjunto) de Los Panaderos y la figura de Judas en la Redención, se me ocurren algunas más, pero lo dejo ahí.

Lo que ocurre, es que es complicado comparar personajes y situaciones tan dispares.

Si vamos fuera de Sevilla, aunque algunos se sorprendan, hay otras tantas. Pongo solamente un ejemplo, el de otra "Magdalena", también de talla completa que hay en una Hermandad de Estepona. En este caso está abrazada al pie de la Cruz, en una postura mucho más desgarradora.

Una anécdota poco conocida: la "Magdalena" de la Hiniesta, fue objeto de censura por parte de un personaje de la autoridad eclesiástica de la época que estaba muy inmiscuido en el mundo de las Hermandades y muy vinculado a una hermandad de Triana. En el hombro que aparece descubierto, hay una parte que simula un forro o prenda interior y que no es de madera, sino de tela encolada. Se le sugirió al maestro, que quedaba demasiado hombro descubierto. Castillo, imagino que no de muy buen grado, optó por corregir el asunto utilizando una técnica que no solía usar ni le gustaba en absoluto.

En fin, Aguao, perdón por la extensión y enhorabuena por tu forma de enfocar este tema, que tanto me apasiona.

Desde luego, el conjunto formado por el Crucificado, la mirada y la "Magdalena" es insuperable.

Un abrazo.

Fdo. Orfila.

El callejón de los negros dijo...

Has dado con uno de mis puntos débiles. Es la Magdalena por definición de nuestra Semana Santa. Nunca debería despegarse la banda de Arahal de la última trabajadera y a cada visitante que llegara a Santa Justa en la mañana de un Domingo de Ramos, le daría un cartel con el pasocristo de la Hiniesta y les diría, id a buscarlo, os espera. Luego podéis seguir disfrutando del día grande de Sevilla.

Un abrazo
Antonio

aiNOha dijo...

Querido amigo, antes de nada felicitarte por el texto.

Aunque la Magdalena sea un personaje secundario puesto que el Cristo de la Buena Muerte es el principal , evidentemente, ella juega un papel importante.No es cualquier personaje secundario.
Es una escena preciosa, como la imagen de la Magdalena. No sería lo mismo sin ella, al igual que mi Soberano tampoco sería el mismo sin Caifás.

Encuanto a la música, pienso que ese paso en silencio no sería lo mismo, y para mi gusto perdería puntos...

Muchos besos

María_azahar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María_azahar dijo...

Es una de mis imágenes secundarias favoritas; inconfundible ese pelo ondulado tallado cayendo por la espalda y ese perfil perfecto... Bellísima. Gracias por traerla aquí.

Un beso.

Híspalis dijo...

Magistral como siempre el artículo. No tengo palabras , la verdad. En cuanto a la Magdalena, me parece una Imagen que verdaderamente parece hablar y muchos como Juanito pensamos que quizás en silencio escucharíamos las palabras que esta mujer dirige hacia Jesús clavado en la cruz.

También hay que decir que la agrupación musical que acompaña al paso de la Hiniesta es todo un clásico en nuestra S.Santa.

Un fuerte abrazo. Y no dejes por favor de darnos de beber de tu cántaro...

orfila dijo...

Amigo Aguao: aquí tiene "su casa de usted" para que le de un baldeo al patio cuando usted quiera.

http://calleorfila.blogspot.com/

el aguaó dijo...

Amigo Orfila, no te preocupes por la extensión, pues esta es tu casa. Genial tu comentario además, aportando detalles desconocidos, como la censura y el arreglo de don Antonio, el cual desconocía. Gracias y enhorabuena por animarte a crear un blog.

Gracias Antonio. Para muchos es la Magdalena de la Semana Santa de Sevilla.

Sin música sería diferente querida Ainoha, pero creo que no perdería ningún ápice.

Gracias a ti por pasearte por este humilde rincón querida María Azahar.

Efectívamente amigo Híspalis, es todo un clásico, pero... ¿como sería escuchar crujir el paso a su vuelta por doña María Coronel entre los naranjos con perfume a azahar?

Roberto Villarrica dijo...

Es posible que sea la mejor imagen secundaria salida del talle de Castillo, pero bajo mi punto de vista no es la mejor imagen de Magdalena que hay en Sevilla. Sólo hay que fijarse en las de la Quinta Angustia, La Lanzada o el Santo Entierro. Por cierto, en el Boletín de las Cofradías del mes de julio de este año se publicó un extenso reportaje sobre este personaje de la vida de Jesús, con especial atención a las que tienen las Hermandadades de Sevilla

Un saludo

El callejón de los negros dijo...

Efectivamente, en el boletín de las cofradías apareció un reportaje muy bueno y donde se pueden apreciar las distintas imágenes.

La de la Quinta Angustia, especialmente, me resulta muy atractiva artísticamente pero la valoración global la realizo en el conjunto del misterio, y la que acompaña al crucificado de San Julián forma una escena irrepetible.

Tenemos mucho y bueno.

Suerte que tenemos.

Saludos y gracias por abrir esta ventana al debate.

Por cierto, una gran desconocida dentro de la vida de Jesús, muchas invenciones noveleras y demasiado oscurantismo absurdo en la Iglesia oficial. En cualquier caso, interesantísimo personaje.

Saludos
Antonio

vicenteeldelasalmendras dijo...

No sabría decir si es la mejor Magdalena, pero si desde luego de entre las mejores. Esto es muy difícil de comentar. Estoy de acuerdo con los motivos que ha expuesto Orfila, así como si el paso iría mejor con música o sin ella. Yo siempre lo he conocido con música así que... yo lo dejaría como está, con ese pedazo de banda que fue y que está volviendo por sus fueros.

Magnífico el texto como siempre amigo Aguaó.

gazpacho con arepa dijo...

Aguaó, lo primero es repetir lo que han hecho ya todos: darte la enhorabuena por el excelente relato. Escribes fantásticamente bien.

Y ahora a las preguntas:
- Jamás debería ir ese paso en silencio y si me apuras, sin otra banda que no fuese El Arahal.
- No, no estoy de acuerdo ni con Roda Peña ni con Juan Miguel González. Eso así tan categórico, "es muy" de profesores de Historia del Arte de la Hispalense.

Una anécdota: cuando estudiaba allí, Teodoro Falcón nos dio Arte Barroco Español. Pues bien, un día nos explicaba la obra de Jerónimo Hernández y entre las muchas diapositivas que nos proyectó, nos puso la de Jesús de las Penas de la Hermandad de la Estrella. Por aquella época no se sabía la autoría pero el ahora Sr. Catedrático dijo así (textual): “aunque no se sabe la autoría de esta imagen, varios historiadores como Hernández Díaz y Teodoro Falcón (...) afirman que no cabe la menor duda que se trata de una imagen de Jerónimo Hernández....”. pues las cosas de la vida, dos días más tarde el IAPH hace pública la autoría: José de Arce.... desconoje general y al día siguiente, nadie se escaqueó para ir a tomar café en la calle San Fernando: en la clase no se cabía para ver qué decía esta vez el Sr. Teodoro. ¿Creéis que dijo algo? Ni mú. Pues eso: lo de “esto es lo mejor”, si lo dice un profesor de Arte de la Uni de Sevilla, a ponerlo en cuarentena.

- A mi me parece mejor el Pilatos de San Benito.

- Ah, y por supuesto la culpa fue de Juanito que era un bestia.... mira que meterse enterito el mantecao en la boca...

Saludos

aiNOha dijo...

Claro que no lo perdería querido amigo, pero pa gustos colores no? solo m refería a que pa mi, mejor con música ^^ jeje

Un besito

El callejón de los negros dijo...

Este aguaó nos tiene abonados al búcaro de agua fresquita, y nos pone enfilando a la Cuaresma con este desmenuce de secundarios y tocando la fibra sensible empezó con el Pilatos de San Benito, continúo con El Pelícano depositario de todo el Amor de los hombres y ahora Maria Magdalena (de San Julián y de paso la de El Arahal musicalmente hablando).

¿Qué nueva sorpresa traerá entre su fuente cristalina la próxima entrada cofrade?

Gracias de nuevo.

Saludos
Antonio

P.D. Como decía R. Villarica, en el Boletín apareció un reportaje muy amplio que incluía una foto de la María Magdalena de la Parroquia que lleva su nombre en el paso de la V. del Amparo, en el Corpus de 1921. ¿No podrían recuperarse estas estampas para la procesión actual? Y añadir al cortejo a Santa (Sor) Ángela de la Cruz, ya que estamos, que creo se lo merece ella, su orden y Sevilla.

el aguaó dijo...

No hay que olvidar otras Magdalenas amigo Roberto, llevas razón. Otra que me enamora es la que colabora en el Traslado al Sepulcro.

Como bien dices querido Antonio, creo que no hay María Magdalena más individual que la que acompaña al Cristo de la Buena Muerte de la Hiniesta. Estoy de acuerdo contigo: es un personaje interesantísimo. Y gracias a ti por tus palabras amigo. Me alegro que os guste esta idea que tuve. Vuestros comentarios me motivan a seguir con ella.

La banda es magnífica, y la conjunción con el paso es increíble amigo Vicente, pero siempre me ha despertado la curiosidad. Por cierto, me alegro que estés preparando un blog. Aquí tienes a un fiel lector.

Gracias a ti amigo Gazpacho, es un honor para mí que un Historiador del Arte como tú opine eso. En cuanto a la ratificación de los dos profesores, era algo que quería nombrar para saber la opinión de vosotros. Me alegro que saques la anécdota de Teodoro Falcón, porque el año que di Historia del Arte Moderno Español con él, le pasó algo parecido, así que empiezo a pensar que es una tradición. En mi caso fue con el Santísimo Cristo de las Siete Palabras. Y ocurrió lo mismo: el día que se supo la clase apareció llena. Tampoco dijo ni mú. Gracias por recordarme esos momentos amigo Gazpacho. Por cierto, yo iba a la cafetería San Fernando...

Claro que sí querida Ainoha, en realidad la banda le da un toque especial, pero tan solo es curiosidad por escuchar el silencio de ese paso.

¿Qué opinan vuesas mercedes de la propuesta de nuestro querido amigo Antonio añadir al cortejo a Santa (Sor) Ángela de la Cruz?

Un fuerte abrazo a todos.

Dama de sevillano nombre dijo...

Me encanta, tu texto y su mirada.
La cofradía de la Hiniesta son mis
ganas de Semana Santa personificada.
La banda, la calle Doña María Coronel, el Domingo de Ramos...
¡la banda del Arahal! toda una institución.
En cuanto a la importancia de la Magdalena, una vez tuve oportunidad, gracias a alguien que nunca pude agradecerselo lo suficiente, de verla de "tu a tu" en aquellos tiempos de convivencia entre grupos jóvenes. Aún tengo su mirada presente en mis recuerdos.
Para mí, ella es absolutamente maravillosa, pero es que... ¡me encanta la Hiniesta!
Y ¡la banda del Arahal!

La Criticona dijo...

San Julian es mi barrio
y a barrio huele.
Bendita madre Hiniesta
Sevilla se arrodilla
ante tu pena.
Igual que ante tu hijo
La Magdalena.

Qué preciosa sevillana, Del Alma de Sevilla...

El callejón de los negros dijo...

Recomiendo para los amantes del silencio en los pasos que llevan música normalmente dediquen unas horas dentro de la Catedral al paso de las cofradías. Allí descubrí la mágia del Señor de la Oración en el Huerto una tarde de Jueves Santo. Ciertamente los apóstoles dormían plácidamente; se les escuchaba la respiración.

Saludos
Antonio

orfila dijo...

Totalmente de acuerdo con Gazpacho en cuanto a los profesores.

Y en cuanto a la Obra de D. Antonio, sigue habiendo en nuestra amada, novelera e hipócrita ciudad , un recelo encubierto que espero que el tiempo se encargue de sacudir.

El Gran Poder también cumplió 2, 3, 4, 5 y 10, y 100 años de su creación. No se trata de comparar a Juan de Mesa con Castillo. No es eso. Lo que si es verdad, es que se sigue ninguneando a D. Antonio.

El amigo Roberto Villarrica, ha puesto entre otros ejemplos la Hermandad de la Quinta Angustia.

¿Conocen ustedes el Descendimiento de Badajoz?, obra de D. Antonio en 1945 (año del estreno del Prendimiento de Sevilla). Pues si no lo conocen, interésense, porque es una creación única con un estudio anatómico y constructivo genial. Genial de genio. Es un Misterio que pondría en tela de juicio algunos que los que salen en Sevilla, dicho desde el más absoluto de los respetos e incluso teniendo en cuenta que es de talla completa y por tanto algo más frío.

Cambiando el tercio y respondiendo al anfitrión: Sor Angela en el Corpus YA.

Un abrazo a todos.

finidiblanco dijo...

Si le quitásemos la música perderíamos esta banda en Sevilla y eso sería imperdonable (para mi gusto), es como ver el Buen Fin, para mí que lo veo más por escuchar a la Centuria que por otra cosa (es que soy un clásico, que le vamos a hacer).
En cuanto si es la mejor, la peor, la cuarta, la quinta, ojú comparar es tan difícil, quién lo puede decir, yo no.
Por cierto para mí el Pilatos de San Benito no es secundario, es casi tan protagonista como el señor, para mí y para mucha gente de la calle oriente

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Vayamos por partes:

El titular. Tiene copias repartidas por toda España. No sé el número, pero supera la media centena seguro. Uno de ellos está en mi pueblo. De su Hdad soy hermano. El parecido va más allá de lo increíble. Pero sabemos que D. Antonio más que un taller tenía una factoría.

La Magdalena tiene un acabado magnífico. De lo mejor de D. Antonio, junto a Pilatos. Pero creo que es protagonista en ese paso, como lo es Pilatos en el suyo. Siempre he dicho que D. Antonio era mucho mejor creador de escenas que escultor. Sin embargo, tiene imágenes magníficas, como es el caso.

Por cierto, por circunstancias de la vida, mi madre nació en Sevilla, y se bautizó en San Julián. Así que le tengo un especial cariño a esa Hdad.

Con respecto a lo de la música, a mí no me gusta meterme en casa ajena. Lo que decidan sus hermanos siempre será lo correcto.

Moris dijo...

En primer lugar Aguaó felicitarte por el texto, no sé de dónde lo sacas pero tu imaginación es grande y buena.

No me imagino el Crucificado de la Hiniesta sin Arahal igual que no me imagino el Sentencia sin la Centuria. Además creo, y es mi percepción, que esta agrupación musical compone e interpreta pensando en este paso de Xto.

Sí creo que la Magdalena es el personaje mejor terminado de los secundarios de Castillo, al igual que pienso que no hay apostoles mejores que los de Monte-Sión, aunque esto ya es barrer para casa.

En fin amigo que espero que nos sigas acortando la distancia de nuestra Semana Santa con tus escritos, aunque la impresora se quede sin tinta. Saludos y FELIZ AÑO NUEVO.

Híspalis dijo...

Danos de beber de tu cántaro por última vez en el año...seguro que tienes preparada una nueva entrada para deleitarnos antes de que termine 2007. Feliz año nuevo de todos modos.

Jordi de Triana dijo...

El año 2007 agoniza. Su existencia se limita a escasas horas, minutos y segundos. El fruto ha madurado y su permanencia en el árbol de nuestras vidas parece no tener ya sentido. Todo lo contrario le ocurre a Usted, amigo Aguador de Sevilla. Las esencias de la pureza que brota de ese manantial de aguas cristalinas fuente de sabiduría, no hacen sino fortalecer su fuerte espíritu y reavivar su joven alma llena de vida. Al observar las últimas páginas del almanaque la nostalgia invade nuestro pensamiento hasta el punto de traspasar la intimidad de nuestros recuerdos, emociones y sentimientos más profundos. Nos abre los ojos a una vida que pasa fugazmente por delante de nosotros y que a penas llegamos a saborear en su justa medida. Su reflexión vuelve a ser tan oportuna como cierta. La semblanza de aquel niño que soñó cada día de su vida con ese bendito sueño que cada Primavera se hace realidad en nuestra Ciudad del alma, refleja con incuestionable certeza a tantos niños que comenzaron a querer a Sevilla y a su Semana Santa, desde incluso antes de abandonar la oscuridad del seno materno para presenciar la luz y la gloria de la Ciudad más noble, leal y mariana que la Historia a lo largo de los siglos haya podido narrar. Sevilla no deja de cumplir su eterna promesa pasional y cada año toma el testigo de Jerusalén. Sobre el lienzo sevillano comienzan a adivinarse las más fieles imágenes representativas de la Pasión de Cristo y el más hermoso contraste belleza-dolor de su Santa Madre reina del amor verdadero. Ese joven personaje que toma cuerpo en su relato me recuerda enormemente al niño que nació en el Mediterráneo y que la Divina Providencia, sabia mujer, trasladó a Sevilla porque ese niño para ser feliz necesitaba sentir el dulzor del Guadalquivir, la belleza de sus calles, el misterio de sus rincones ocultos y el encanto de sus plazas y sobre todo vivir de cerca su Semana Santa. Ese trianerito desmantelaba el Belén de su casa para crear misterios de la Pasión de Cristo. Sus padres no tuvieron otra opción que claudicar ante las veniales exigencias de su hijo. Las figuras de los romanos terminaban sobre una caja de cartón adornada por papeles de colores rojo y dorado, flores de papel y en las esquinas cuatro pequeños cirios.
De fondo se escuchaban marchas clásicas. La casa quedaba invadida de una amplia comitiva de nazarenos de plastilina y los soldados que el niño recibía como regalo de Reyes hacían la vez de las bandas de música. Su madre le repetía una y otra vez “niño no te cansas de tanta Semana Santa”, ese niño está a punto de cumplir cuarenta años y no se cansa, al contrario cada vez tiene más ilusión y ganas. Hoy día trata de engañar a su hija de tres años, que ha tomado el relevo de su padre, al que siempre acompaña a toda procesión que se preste. En estas Navidades trata de hacer ver a su hija que la música que escucha es propia de las fechas, pero la pequeña sabe distinguir perfectamente “papi no me engañes, eso no son villancicos, eso es Semana Santa”.
La vida es como un libro en el que vamos escribiendo las distintas líneas que van contando nuestra existencia. Ese niño a penas ha podido rellenar un par de páginas, le queda un largo camino por recorrer en el devenir de los años, aunque desde pequeño su corazón le dicta que el argumento principal le llevará a soñar con la Semana Santa, con un majestuoso barco y el movimiento acompasado de un Misterio, con la elegancia y el Gran Poder de un Nazareno, la agridulce agonía de un Crucificado y la inigualable belleza de una Dolorosa Sevillana bajo un palio cubierto de Cielo. Para él no habrá más música que los sones de Agrupación, las Cornetas y tambores y la Música de Palio. Con el tiempo descubrirá una Semana Santa íntima y profunda. Recordará para siempre su primera mirada a la Virgen que cautivará su corazón cofrade, su primera salida con túnica de nazareno y así se irán sucediendo un sin fin de acontecimientos que irán fortaleciendo su noble pasión. Los años caerán sobre su espalda y el duro peso del madero de la vida le hará caer en tierra numerosas veces y Jesús estará siempre a su lado e incluso no dudará en ser su propio Cirineo para aliviar sus tristezas y pesares. Ese niño no debe olvidar nunca que aquel hombre bueno que entregó la vida por nosotros está más vivo que nunca, es cercano a nosotros y nunca nos abandona.

En fin Aguador, mis mejores deseos para el 2008. Que el Señor bendiga tu búcaro para que siga ofreciéndonos el frescor de las ricas aguas que con tanta amabilidad nos ofreces a los que participamos y disfrutamos de la emoción de tus relatos.

Rascaviejas dijo...

El señor falcón en sus clases de historia del Arte se autocitaba como "un tal Falcón" y pavoneaba lo que le permitía su engreimiento. Que´recueros me han tráido algunas intevenciones. Al grano. La Magdalena de la Hiniesta es, probablemente, de lo mejorcito de Castillo, con todas las limitaciones de una autor tan prolífico. Para mí, por vinculación personal, es mi inicio de la Semana Santa, con esos aromas de la infancia en lo que se mezclan la familia que ya no está, los jazmines de mi abuela junto al Cristo de la Buena Muerte y la marchas setentonas del Arahal. Sí señor, ¡Que viva la Semana Santa!. Y Feliz Año Nuevo a todos.

Dama de sevillano nombre dijo...

Rascaviejas, tenemos en común eso del "inicio de nuestra semana santa"...

Glauca Maria dijo...

Feliz año querido Aguaó...que sepas que te he leído, no podía ser de otra manera.



PD. Que injusta ha sido y es Sevilla con D. Antonio Castrillo Lastrucci.

nefer dijo...

Amiguísimo Aguaó:

Llevo más de una semana desconectado por completo, me conecto con tu manantial y me encuentro a MI MAGDALENA, OLE!!!

No soy de San Julián, pero esa Magdelana en mía, porque la llevo en la cartera y porque me pongo celoso cuando alguien la mira.

1BESO.

nefer dijo...

FELIZ AÑO AGUÓ!!!

QUE TU MANANTIAL NO SE NOS SEQUE POR FAVOR.

1BESO.

Raúl Ramírez dijo...

FELIZ 2008, amigo. Que el nuevo año sea el mejor escenario para desarrollar tus sueños....

el aguaó dijo...

Querida Dama, la mirada de la Magdalena de la Hiniesta no se puede olvidar.

Querida Criticona, esa sevillana es preciosa... pero es que además dice la verdad.

Amigo Antonio, creo recordar que hay un DVD dedicado al transitar de las Hermandades en el interior de la Catedral.

Amigo Orfila, no se me olvida la entrada que te dije le dedicaría a don Antonio, porque se lo merece. Ha hecho mucho por nuestra Semana Santa, y no siempre se le ha valorado.

Ya lo se querido Finidiblanco, pero yo creo que los protagonistas son siempre el Señor y la Virgen, por eso digo que las otras imágenes son secundarias protagonistas. Y sí. Si quitaramos la banda a la Hiniesta, perderíamos Arahal en nuestra Semana Santa.

Don Antonio tiene grandes escenas querido Cabezota, pero también grandes imágenes.

Querido Moris, yo también creo que componen pensando en el Santísimo Cristo de la Buena Muerte.

Amigo Híspalis, ya tienes tu entrada. Gracias por tus palabras.

Amigo Jordi, gracias por todo. Espero que en este nuevo año que entra, no faltes en esta tu casa, pues tus comentarios siempre son ricos y dignos de ser publicados. Espero verte más a menudo.

Para muchos es el incio de nuestra Semana Santa amigo Rascaviejas. Me alegro de que hayamos compartido las anécdotas Falconianas.

Amiga Glauca se te echa mucho de menos. Y sí... Sevilla ha sido muy injusta con don Antonio. Feliz Año para ti también.

Gracias por tus palabras amigo Nefer. La Magdalena es bellísima como para enamorarse de ella.

Que también se cumplan tus sueños querido Raúl.

Si este humilde manantial no se seca querido Nefer, es gracias a todos vosotros, que con vuestros comentarios, cariño y apoyo, me dáis ánimos para seguir adelante. Gracias de todo corazón.

Un fuerte abrazo y feliz año 2008 a todos.

pregonero_de_sevilla dijo...

Lo he dicho muchas veces, no sé que tiene pero me encanta. Me parece una mujer infinitamente hermosa, esa foto de su perfil que has puesto fue durante años mi avatar en el Foro El Nazareno...
La Hiniesta es Sevilla y es Domingo de Ramos, le pese a quien le pese. Junto a la Paz tiene un algo especial que hace que todo lo que la rodea desprenda una fragancia especial a ese día que todos soñamos.
Gracias por este regalo, amigo y feliz entrada de año.

Anónimo dijo...

San Julian es mi barrio
y a barrio huele.
Bendita madre Hiniesta
Sevilla se arrodilla
ante tu pena.
Igual que ante tu hijo
La Magdalena.

me podeis decir el nombre d esta sevillana porfisss!!!??