sábado, 9 de febrero de 2008

De potencias y espinas

Hay una disyuntiva que choca con unos próceres rancios. Hay un debate que se deja sentir en el aire de Sevilla. A veces a puntillas, otras de lleno. En Triana saben mucho de este tema...

¿Qué son las potencias? Básicamente es un conjunto de tres rayos de luz que se ponen en la cabeza de las imágenes del Señor. Labradas por lo común en nobles y ricos metales, representan a la Divinidad, siendo en la antigüedad un nimbo centrado en una cruz de brazos iguales.


Un claro ejemplo de esta dualidad es el Santísimo Cristo de la Expiración, popularmente conocido como el Cachorro, que ha salido en diversas ocasiones alternando un rostro libre de potencias y corona de espinas o completado con ellas.


Hay otras imágenes que no pueden desprenderse de la corona de espinas, ya que está tallada en la cabeza, como es el caso de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder o el Santísimo Cristo del Amor, y otras carecen de ambas a pesar de estar ejecutadas por el mismo autor, como el Santísimo Cristo de la Buena Muerte de los Estudiantes, aunque el encargo y las condiciones del que pagaba tenían mucho que ver en este aspecto.

Algunas tallas tienen la posibilidad de poner y quitar, como era el caso del antes citado Cachorro o el Nazareno de la O.


Y a vuesas mercedes... ¿qué les parece?, ¿cómo os gusta más una Imagen?, ¿con o sin potencias?, ¿con corona de espinas o sin ella?, ¿sólo con potencias?, ¿sólo con corona de espinas?, ¿con ambos elementos?...primer sábado de Cuaresma. Ya queda menos. Calmen su sed hasta que llegue el gran día...

Imágenes, por supuesto, gracias al amigo Roberto Villarrica

37 comentarios:

bogar dijo...

Por estetica,nos pueden gustar unas mas que otras,pero personalmente creo que deben de llevar las dos.Las potencias como bien dices para saber de su divinidad y la corona para que a los creyentes nunca se nos olvide que fué un hombre que aguantó la pelea bastante bien y asi nos sirva de espejo para mirarnos.Un saludo campeón

Entre San Bernardo y La Oliva dijo...

Estoy muy de acuerdo con el señor bogar, deben llevar las dos cosas...

Amigo aguaó, tambien dispones de mis fotos para colgarlas en tu blog cuando quieras...

Un abrazo

PD: pasate por mi blog que tienes que recoger una cosa.

Aliena dijo...

Hola Aguaó,

a mí, aunque me resulte doloroso, me gustan con las dos.

Así nos acercamos más a la pasión de Jesús, lo que soportó como el gran hombre-Dios que era/es.

Lacava dijo...

Yo también soy de la opinión de que deben de llevar los dos elementos. Aunque tratándose del "Jorobaito" de Triana, me van a permitir que diga, que a un servidor, le gusta hasta vestío de corto.

P.D. Un saludo, amigo aguaó. Todo va bien, gracias a Dios. Solo cuestión de formateo.

Un abrazo.

La gata Roma dijo...

Yo siento discrepar un poquito de la tónica general. Entiendo el simbolismo de las potencias y la necesidad de que procesionen con ellas, pero no sé porqué no me acaban de... La corona de espinas si que me gusta más, quizás sea porque con corona y sin potencias, es más parecido a la imagen mental que siempre he tenido de Cristo. Claro está, lo cortés no quita lo valiente, y hay potencias que son auténticas obras de arte, casi piezas de museo.
Un saludo

veinteañera dijo...

Hola aguaó!

He de reconocer que el Señor de Sevilla libre de potencias se carga de gran realismo.
Caso que se repite con el Cachorro y con la mayoría de los crucificados.
Pero para procesionar creo mas correcto que lleven ambas.

Hay potencias que son verdaderas obras de arte, a mi personalmente me gustan mucho las del Santísmo Cristo del Amor.

Besos^^

gazpacho con arepa dijo...

Querido Aguaó, no te podría afirmar categóricamente -tal y como lo haría algún que otro profesor nuestro de la Facultad-, pero creo que no existe obra documentada de Juan de Mesa que no tenga tallada la corona de espinas. Te digo esto, porque alguna vez leí que el Cristo de la Buena Muerte sí la tenía tallada y se la arrancaron antes de procesionar por primera vez.
Que alguien me corrija si me equivoco.
De todas formas, a la pregunta, sí que soy partidario de corona, potencias y to sus habíos
Saludos a todos/as

Aguantando el tirón dijo...

No es que quiera ir en contra del grupo pero a mi me gustan en general sin coronas y sin potencias. Ciertamente las coronas talladas que forman parte de la cabeza no me desagradan pero las potencias cuando hacen su salida procesional no me gusta o me gusta más cuando no las lleva.
Entiendo perfectamente que salgan con ellas pero ya que el aguao pregunta...

Saludos
Antonio

el aguaó dijo...

Amigo Bogar, me alegro de volverte a ver por mi humilde rincón. Como bien has dicho, la estética tiene un importante papel, aunque también la realidad de la talla puede jugar a favor o en contra.

Amigo Iván, muchísimas gracias por tu ofrecimiento. Lo tendré en cuenta.

Queridos Aliena y Lacava, algunas imágenes, bajo mi humilde punto de vista, creo que piden la exclusión de ambos elementos. El Jorobaito de Triana, amigo Lacava, me encanta cuando tiene su rostro exento de potencias y corona de espinas, aunque en la realidad, es muy probable que Jesús tuviera el segundo elemento en su camino al Monte Calvario.

Querida Gata Roma, has dado en mi clavo. Si al Gran Poder, que es uno de los ejemplos que he puesto, le quitamos las potencias, estoy viendo a Cristo. Y si además lo veo andar y Venir como Viene, parecería que está Vivo. Cuando he podido contemplar al Cachorro sin ambos elementos, se ha identificado en mi mente con la imagen que tengo de Cristo, por eso el Santísimo Cristo de la Buena Muerte de los Estudiantes consigue atraerme y atraparme en su perfección. Personalmente, creo que rozo el Síndrome de Stendhal. Aunque, la verdad sea dicha, sobre gustos no hay nada escrito, y las potencias, claro está, son verdaderas obras de Arte y genialidades de la orfebrería, que además, señalan y coronan a Jesús como Hijo de Dios.

Querida Veinteañera, las potencias del Cristo del Amor son magníficas. Y estoy de acuerdo contigo en el escalofrío que puede darte el Señor de Sevilla cuando lo baña un mar de luces relampagueantes, y aparece con su zancada sobre nosotros.

Amigo y colega Gazpacho, el caso del Santísmo Cristo de la Buena Muerte de los Estudiantes es un caso excepcional. El encargo viene de los Jesuítas, y uno de los detalles que ha traído en jaque a la mayoría de los expertos en Historia del Arte antes del descubrimiento de su autoría, ha sido, precisamente, su cabeza, su rostro. En 1933, don José Hernández Díaz, hacía referencia precisamente a este detalle: la diferencia del cuerpo y la cabeza. Precisamente en ese mismo discurso, leído en la Academia de Bellas Artes el 22 de enero de ese año, 1933, el ilustre profesor decía lo siguiente: "Del carácter marcadamente naturalista de la imagen que asemeja un hombre clavado en una cruz en su plena y cruda realidad, deducía la imposibilidad de su atribución a Martínez Montañés por las razones expuestas; pero su cabeza soberanamente hermosa, de expresión reposada y serena de abolengo clásico, a pesar de sus líneas barrocas, me hacía quedar perplejo, pues, me recordaba al escultor alcalaíno". Todos los especialistas coinciden en el caso singular que representa dicha talla, incluso algunos lo relacionan como un pequeño homenaje a su maestro, Montañés, y están de acuerdo que es un caso excepcional, entre otras cosas, porque no tiene la corona de espinas tallada. Todas las fuentes que he consultado resaltan estos detalles, y ninguna señala que se le quitara o arrancara la corona de espinas. Bajo mi humilde punto de vista, creo que esta talla se concibió sin corona de espinas, y la Casa Profesa de la Compañía de Jesús tuvo que ver mucho en este aspecto. Juan de Mesa recibe un encargo enfocado a un Cristo con caracter privado, para estar en un altar de capilla u oratorio, no para procesionar, así pues, algunos detalles están sujetos al deseo de la persona (en este caso congregación) que lo encarga. Sin embargo, querido amigo, puedo estar equivocado. Sí es cierto que, como bien apuntas, la costumbre de este gran imaginero era tallar la corona de espinas en la misma cabeza.

Querido Antonio, como han dicho algunos de nuestros amigos, las potencias señalan la divinidad de Jesús, pero en ciero modo estoy de acuerdo contigo. Algunas imágenes ganarían un profundo realismo sin potencias. La corona depende del pasaje que se narre.

Un fuerte abrazo a todos.

aiNOha dijo...

Yo creo que depende también de la imagen como bien dices en el último comentario.
Personalmente me gustan más por separado querido Aguaó. Entiendo perfectamente el significado de las potencias, pero aun así prefiero la imagen sin ellas.

Sé que siempre pongo el ejemplo de mi Soberano, (jeje) pero es que es el clave ejemplo de lo que quiero decir...potencias? o sin ellas? me encanta de cualquiera de las maneras, pero que quieres que te diga, a la hora de la salida, o de la recogida, sin potencias está más que precioso...

Un besito muy grande

La gata Roma dijo...

Como siempre, un placer leerte, por lo que dices y por como lo dices. Con algo tan simple como tu evocación del Señor de Sevilla andando, me ha venido a la mente otro ejemplo de Nazareno que responde a mi imágen mental de Cristo; hablo del Señor de Pasión, me encanta él y su paso de plata...
Un saludo y perdona si este mensaje llega duplicado o algo, Internet está raro hoy

P.S. Todo un regalo la canción que le dejaste a Cabezota; yo también pensé en esa canción al leer el post

MaeseRancio dijo...

Si hablamos desde el punto de vista artístico, yo diría que depende de la imagen.

En el caso de El Cachorro a mí me gusta más sin corona ni potencias.

Trato de imaginarme El Gran Poder sin corona y creo que no me gustaría sin ella, claro que al tenerla tallada es algo que jamás podremos comprobar.

nefer dijo...

Amiguísimo Aguaó:

Depende amigo, depende, de las imágenes y de nuestros ojos que nunca son los mismos.

nefer dijo...

Amiguísimos Todos:

Ya se que hay cosas que deben de ser, por razonamientos lógicos, por evangelizar al pueblo, por liturgia, ....., pero no hay momentos y años para todo.

Hay quién se rasga las vestiduras por ver a mi cristo con túnica blanca un Jueves Santo y a mí me vuelve loco. Seguiré esperando.

1BESO A TODOS.

pregonero_de_sevilla dijo...

Depende la imagen. En el clásico debate del Cachorro soy un enamorado de su estampa antigua con potencias y corona de espinas.
Otras tallas, como la Buena Muerte, limpia de todo.

Glauca Maria dijo...

Sin corona y sin potencias, salvando a aquella imagen que desde su origen llevan labrada la corona.

El callejón de los negros dijo...

Aguantando el tirón era un servidor que andaba dando unas clases prácticas a futuros blogeros y no pudo evitar comentar esta entrada.

Saludos
Antonio

finidiblanco dijo...

Corona de espinas, por supuesto.

orfila dijo...

Creo que en esto, como en otros muchos aspectos de la Semana Santa, de las cofradías, en fin de ese mundo, hay que quitar un poco de rigidez.

Es decir, no hay que rasgarse las vestiduras por que una Imagen salga con o sin potencias. Y mucho menos hacer de este asunto el centro de los debates en las hermandades.

Pues según la Imagen, según el caso, según cómo sean las potencias.

Y si se alterna, no hay que suicidarse, ni suponer siempre que uno está en posesión de la verdad y el resto del mundo son unos mentecatos.

el aguaó dijo...

Muchas veces, querida Ainoha, pesa mucho la novedad, es decir, en ocasiones, descubrir una imagen sin potencias te deja ver algo que te sorprende. Es entonces cuando tienes que sopesar si es grata o non grata dicha sorpresa.

Querida Gata Roma, has puesto un excelente ejemplo: el Señor de Pasión. Este magnífico Nazareno conmueve siempre, con o sin potencias y corona de espinas. Es una delicia. En cuanto a la canción del amigo Cabezota, se me vino a la mente al instante. Curiosa, y agradable, coincidencia.

Amigo Maese, el Gran Poder sin corona tampoco me lo imagino yo, pero sin potencias... trasládate a la calle Gravina. Las 5 de la mañana. Frío. Luces tenues, apenas un titilar tímido de luz que deja poco que ver. Penumbra acompañada de haces de luz que se esparcen como si fueran dos lenguas de fuego. Y a lo lejos, surcado por saetas de flashes, El Gran Poder avanza con su zancada... no hay ningún reflejo artificial en su cabeza. Realmente el que camina no es una talla. Es Un Hombre. El Hijo de Dios.

Todo depende querido Nefer. La pregunta que lanzo en mi entrada es una simple cuestión de gustos en sí misma.

Hay imágenes que piden una cosa y otras otra, eso es cierto querido Pregonero.

Amiga Glauca, eso dotaría, en cierto modo, de un mayor realismo, si cabe, a algunas tallas.

No te preocupes amigo Antonio, me lo imaginé.

¿Y potencias querido Finidiblanco?

Está claro amigo Orfila. Estoy de acuerdo contigo. Lo importante es la Imagen del Señor como tal, lo demás tan sólo es estética y gustos. La pregunta la lanzo por conocer vuestros gustos y el mío.

Un fuerte abrazo a todos.

Roberto Villarrica dijo...

En la variedad está el gusto. Conviene no centrar mucha la atención en estos elementos que se quedan en la ornamentación, aún cuando tienen su simbolismo. Estoy de acuerdo en que hay que ser flexible y que las imágenes no ganan o pierden belleza por llevarlas o no. La alternancia deparará estampas distintas a lo largo del tiempo.

Podríamos hablar también de las túnicas. En el caso del Gran Poder, me gustaría verlo salir alguna vez con alguna de sus túnicas bordadas.

Un saludo

Qettah dijo...

A mi me gustas mas sin lo rayitos, me hacen, me le dan una imagen mas humana. Puestos a elegir, me quedo con la corona de espinas...

besos...Qettah

M. Andréu dijo...

Las potencias a gusto del consumidor.
La corona de espinas siempre, si el pasaje evangélico representado así lo indica.

Mi Señor del Buen Viaje no me gusta cuando está sin corona de espinas, será que estoy acostumbrado a verlo con ella. Ahora bien, las potencias me da un poco igual que las tenga o no.

Saludos a todos.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Depende. "Ad gustum".

JD, me gusta tal cual. Si potencias. La considero una imagen muy poderosa de por sí.

O el Cachorro. Obra poderosa dónde las haya.

Mi gusto por la escultura, hace, que me gusten las imágenes sin potencias. Con los menos aditamentos posibles para que sólo nos fijemos en la obra. Que centremos nuestra mirada en ella.

Cuando veo el Cachorro, veo ese vuelo imposible del paño de pureza, la forma de las piernas, la forma de caer el cuerpo, todo es sublime.

O cuando veo a JD, y me recuerda a la visión de la muerte, en su propio rostro.

Cuando la imagen es de calidad, se impone por sí misma.

Por cierto, veremos si abres un debate, sobre si alma de dios con o sin xilófono. O si San Esteban, andando siempre de frente o:

http://es.youtube.com/watch?v=OSmgteVaSKE

Dama de sevillano nombre dijo...

Sólo me caben dos ejemplos.
Cachorro y Nazareno de la O, sin potencias.
El resto, podía debatirse, pero estas dos imágenes, en mi opinión personal, sin ellas.

La gata Roma dijo...

Jajajaja, Cabezota metiendo el dedo en el ojo... de frente siempre, mal que le pese a algún arrastra pasos... Y aunque yo para las marchas soy un poco peculiar, en ocasiones tirando a seria, el xilófono en Alma de Dios me parece una delicia. Me ha dado mono y ahora me tendré que pner a buscarla...
Un saludo

P.S. Muy de acuerdo con Miguel en lo de nuestro Cristo

del porvenir dijo...

El Nazareno de la calle Castilla me gusta de cualquier modo pero lo prefiero con corona y potencias. Mi Cristo de la Victoria es una excepción, pues va con potencias pero sin corona, y no digo nada de Él porque cualquier cosa me parecería poca.

ANDRÉS dijo...

A mí también me gustan más sin potencias, sólo con la corona o sin esta. Se ven más sencillos y más humanos.

Un saludo

Nosotras mismas dijo...

Como en los últimos días, sigo sin tiempo. Así que me llevo tu post y de regreso a casa, sentada en el tren me lo leeré.

Gracias

Un abrazo

Siempre Lunes Santo dijo...

Muy buenas querido Aguaó, pienso qe depende de la imágen, la gente que sabrá del tema pues hablará y hablará de todo esto.
También el libro de los gustos está en blanco no crees?
Yo prefiero las potencias ante todo, pureza, iluminación...
Si leva la corona de espinas también, pero yo me decanto por las potencias.

Un fuerte abrazo amigo.

El callejón de los negros dijo...

Alma de Dios o Puente de San Bernardo debería ser de obligada escucha en cada acto cofrade.

Ya que sale el tema...

Saludos
Antonio

el aguaó dijo...

Amigo Roberto, en el detalle de la túnica del Gran Poder discrepo contigo. Bajo mi humilde punto de vista, el Señor de Sevilla perdería movimiento. Ahora eso sí, la estampa sería preciosa.

No es cuestión de elegir querida Qettah, es más bien cuestión de gustos.

Amigo Miguel, estoy de acuerdo contigo. La corona de espinas, cuando el pasaje bíblico lo requiera.

Amigo Cabezota, Alma de Dios con o sin xilófono es también cuestión de gustos, y para mí, mejor sin ese instrumento. En cuanto a San Esteban, mejor que demuestre uno de sus tantos encantos, que radica en su bella forma de andar.

Querida Dama, es que esas dos imágenes sin nada transmiten una dulzura sublime.

Amigo Del Porvenir, ahora te hago la pregunta contraria... ¿cómo sería con corona de espinas tu Nazareno?

Querido Andrés, quizás ese sea el mayor motivo, que parecen romper lo artificial.

Querida Nosotras mismas, bienvenida a esta tu casa. Y gracias a ti. Vuelve cuando quieras.

Amigo Siempre Lunes Santo, ahí es donde radica lo bello, en la diversidad del gusto. Si a todos nos gustara lo mismo sería muy aburrido.

Buena propuesta amigo Antonio.

Dos nuevas preguntas a petición de los amigos Roberto y Cabezota: ¿El Gran Poder con túnica bordada o con la misma de siempre?, ¿Alma de Dios con o sin xilófono?

Un fuerte abrazo a todos.

del porvenir dijo...

Los primeros años salía con ella, pero se le quitó y nunca más se usó hasta hace unos cicno años en que se le puso para el quinario y la acogida no fue especialmente buena.

M. Andréu dijo...

A Cabezota:
San Esteban, siempre de frente. Y sin costero a costero el palio, por fin.

Y cuando digo siempre de frente no solo me refiero a los costaleros, sino a todo lo relacionado con la Hermandad.

Saludos.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Sr Andreu, es cierto, que todo, llevado al extremo puede parecer un aparcamiento.

Lo del costero a costero en la Virgen de los Desamparados nunca lo he visto.

Creía que esa catetada estaba desterrada a los pueblos...

Eso sí, yo he visto hacerle un costero a costero a la Virgen de la Candelaria en la Cuesta del Rosario, creo que en 2006.

Ver para creer.

María_azahar dijo...

Preciosa, completísima y muy bien desarrollada la entrada, amigo. Todo un artículo de referencia iconográfica religioso-cofrade y artística.

Personalmente, me gustan más las imágenes del Señor con corona de espinas sólo.

Muchos besos.

Anónimo dijo...

que tal, pues estas potencias que sabemosque significa divinidad, pero tengo una duda, estas 3 potencias tienes algun otro significado, por ahi me dijeron que significaban la sabiduria, entendimieto y la ciencia, es esto verdad????