jueves, 28 de febrero de 2008

Más vale tarde...

...que nunca.

Con la tibieza de la tarde y el perfume recién estrenado de la ciudad, fui a su busca y captura. Sin éxito en un par de librerías. Enfilé la calle Velázquez, el apellido del genial don Diego, y en La Casa del Libro me estaba esperando. Varios años tras él. Lectura de fragmentos sueltos. Perlas sacadas de contexto. Susurros de su genialidad. Maravillas encontradas al azar. Y por fin allí estaba... esperándome.


Con mi nuevo libro en la mano, me perdí entre el bullicio de la gente que recibía al Mesías sobre una Borriquita llegar al Divino Salvador.

Cerrando la tarde en noche, tomé el camino de vuelta. Y fue entonces cuando vi la primera flor de azahar en la Plaza de la Concordia.

23 comentarios:

La gata Roma dijo...

Yo también ví y disfruté ayer del tímido perfume del azahar.
Por cierto, me encanta La casa del libro; me encanta ir a un sitio dónde todos los dependientes entienden de libros y saben de que hablas, sobre todo me gusta cuando voy a regalar.
Gran entrada, porque la máxima de don Francisco ya lo decía, lo bueno si breve...

El callejón de los negros dijo...

El primer azahar, un gran libro y niños camino del Salvador (faltó sólo que las niñas pudieran pisar la rampa). ¿Que más le puedes pedir a la noche...?

Saludos
Antonio

nefer dijo...

Para poder disfrutar de estas vísperas contamos los días, amigo.

Glauca Maria dijo...

Un libro para releer.

PD. Un comentario muy acertado el del amigo Callejón.

Qettah dijo...

... aqui huele a incienso y vela quemada. Me gusta la Semana Santa, me hace buscarme por los rincones de mi alma.

besos...Qettah

veinteañera dijo...

Hasta la Casa del Libro aquí es distinta.
Hace un par de días salí de clase y fuí de cabeza a unos grandes almacenes, necesitaba escuchar cornetas y tambores... y tuve suerte, y tan lejós que estoy pude escuchar aquellos sones, fijate que creo que he terminado rayando el cd y todo.
Hecho en falta vivir momentos como los que tu describes, y no sabes como agradezco que los regales en forma de post.

Besos grandes querido aguaó!

Rascaviejas dijo...

La Semana Santa no había existido nunca....pedonad, pero hay sus opiniones...Jesús mio del Gran Poder, Divina y buena persona...el nazarenos y las sandalias envuelts en el socialista...va a ser verdad que Dios se ha muerto...Juanillo el de la Plama, el único que no le da el pelmazo a la Virgen...
Un libro fundamental, querido amigo, ideal para mentes como la suya. Que lo disfrute.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Pues no conocía el libro. Espero que el señor con nombre de faraón me lo preste algún día.

Por cierto, lo de "El faraón" me recuerda al Conde de Montecristo. Bueno, el autor del blog también me recuerda a Edmond Dantès.

ANDRÉS dijo...

Qué paseo más cultural- cofradiero te distes amigo, ya queda menos para S.Santa, el signo inequívoco, como se van impregnando nuestras calles de olor a azahar.

Un saludo!

aiNOha dijo...

Yo quise haber ido al traslado pero no pudo ser al final... =(

Como se nota que está al llegar eh, ya si que no quea ná. A mi me va pilla el toro y tó jeje.

Besitos

orfila dijo...

Esto ya está encima. Me abruma el vértigo del paso del tiempo, la vispera fugaz.

Concentrémonos en sentirla a pesar de su fugacidad.

Un abrazo, artista.

pregonero_de_sevilla dijo...

Sigo indignándome a ratos con la rapidez con que todo se sucede este año.
Obra de cabecera para cualquier cofrade profundo. Disfrútala.

el aguaó dijo...

Muchas gracias querida Gata. Ayer (28, día de Andalucía) pasee por el centro y comprobé que el estallido de azahar cada vez es mayor.

Amigo Antonio, cada vez queda menos. Mañana ya es marzo, y tan sólo quedarán 14 días para el Viernes Dolores y 16 para el Domingo Ramos.

Y ya mismo nos sobrarán dedos amigo Nefer.

Se lee muy fácil y rápido amiga Glauca, y me está encantando.

Querida Qettah, si pudiera quemaba incienso y regaba mi humilde rincón con flores de azahar y un toque de dulce, para que te hicieras una idea de cómo huele en Sevilla. Una mezcla entre perfume de naranjo, el incienso inundando la ciudad y un toque dulce que parece que sale de la confitería La Campana para toda la ciudad.

Muchas gracias querida Veinteañera. Me alegro que te sirva para transportarte mental y espiritualmente.

Amigo Rascaviejas, ya lo estoy disfrutando. Acabo de empezarlo y ya se me está haciendo corto.

Cuando quieras amigo Cabezota. Siempre he escuchado que es una Obra de Arte. Ahora puedo ratificarlo.

Queridos Andrés, Ainoha, Orfila y Pregonero, cuando pase esta semana todo se precipitará. Tras llegar el lunes 3 de marzo, quedará menos de una semana para el Pregón, y tan sólo dos para nuestra gran Semana Mayor. Todo se echará encima. Será una eclosión rápida. El lunes, será el principio del fin de las vísperas.

Un fuerte abrazo a todos.

herodes betico dijo...

Cómo es de bien nacidos ser agradecidos, muchas gracias por tus elogios, ya que soy todo un novato en estos temas, y estoy verdaderamente asombrado de la cantidad de arte y gracia derrochada por aquí. Eres un magnífico comunicador, por lo que he podido leer. Y, por cierto, estoy preso de esas trece barras, como bien dices, y si Dios quiere, también ceñiré ancho cinturón de esparto, para alumbrar el camino al Señor de Sevilla. Nos vemos en la basílica, hermano.
Un cordial saludo

M. Andréu dijo...

A ver si no llego tarde a este, que en la entrada anterior dejé "mucho retraso en Campana".

Bueno, el libro que te ocupa es una delicia, disfruta de él.

Debajo de mi casa -vivo en un primer piso- tengo un naranjo al que vigilo cada día. Está casi a punto de romper el azahar. Cuando esto suceda, colgaré una foto del mismo en mi blog.

Ya te avisaré, aguaó.

Un abrazo a todos.

gazpacho con arepa dijo...

ya nos contarás que tal el libro; tampoco lo he leído.
¿¿¡¡ya hay azahar?!?!! que barbaridad cómo está el clima: en febrero y ya está florecido

Moris dijo...

Nunca comprar un libro habia tenido tanta literatura.
Buena recomendación amigo. La apunto en la lista.

Un saludo querido Aguaó

Dama de sevillano nombre dijo...

Bueno, pues debo de vivir en otro planeta, porque llevo oliendo a azahar una semana.
Esta mañana, precisamente, era increible, era un olor embriagador...
Y en cuanto a las casa del libro, soy más de la Beta de Sierpes, me gusta más el entorno, pero rara vez encuentro lo que busco, en eso si prefiero la casa del libro.

Y volviendo al azahar, incluso tengo un casa una rama metida en una jarra de agua, porque me encanta abrir la puerta de mi casa y toparme con el olor.
El libro no lo he leido, ya nos contarás.

Lacava dijo...

Feliz lectura, amigo.

A los "jartibles" ese tipo de libros nos gusta leerlos en la semana de feria.

Un abrazo... y a seguir oliendo.

el aguaó dijo...

Muchísimas gracias amigo y hermano Herodes Bético. Bienvenido a esta tu casa y vuelve cuando quieras.

Muchas gracias amigo Miguel. Estaremos pendientes.

Querido Gazpacho, parece que hasta el azahar se ha puesto de acuerdo para seguir el ritmo de esta temprana Cuaresma.

Te lo recomiendo fervientemente querido Moris. Por cierto, se te echaba de menos por este humilde rincón.

Ya te puedo decir que el libro es una delicia querida Dama. Y el azahar... el perfume de nuestra Sevilla.

Buena recomendación querido Lacava. En feria... lo tendré en cuenta.

Un fuerte abrazo a todos.

Akicage dijo...

Attention!

Aliena dijo...

Ummnnn...y cómo huele.

El sábado estuve paseando por Santa Cruz y el aroma a azahar y a incienso era embriagador, una verdadera delicia.

Gracias por la recomendación, me lo apunto.

Besos, querido Aguaó.

herodes betico dijo...

Estimado aguaó

Magnífico libro. Me ha sorprendido gratamente.
Recibe un cordial saludo, y, por supuesto, licencia autorizada... jejeje.