domingo, 26 de abril de 2009

Paciencia

Como cada día se puso la ropa del trabajo. Los pantalones de pinzas negros y la camisa blanca. Exquisitez pulcra de un inmaculado traje de espera. Ciñó las mangas, anchas por el paso del tiempo, ese maldito reloj que no cesa de pasar para el resto de mortales, pero que a él se le congeló sin que se diera cuenta. Luego abrazó al chalequillo desde dentro. Zapatos negros, lustrados con todo el primor y pulcritud de una buena mano acostumbrada. Y así un día más. Así de nuevo rueda el tiempo para el resto del mundo, menos para él. Esclavo de los minutos congelados, en una eterna espera que se convierte en una compañera fatal. No existe el tiempo. Los segundos son personajes desconocidos cuyo rostro ignora. Las horas, bellas damas que se fueron cuando el retraso de una llegada fantasma hizo presencia. Los días apenas se hacen notar en reflejos diurnos temporales, que dan paso a un velo negro de recogida. Y luego vuelta a empezar. Otra vez. El bucle en espiral de una historia interminable que repite sus frases cada día. Un cuadro dentro de otro cuadro. Y fue así, y es así, como pasan las jornadas. Primero los días, luego los meses y más tarde, casi sin darse cuenta, los años. Porque él no envejece, sólo espera. Y cada mañana, al despuntar el alba, se vuelve a vestir con ropa de trabajo, a pesar de estar ya jubilado. Se enciende un habano y cruza los brazos, rodeado de la soledad y el silencio. Hoy es domingo, pero eso no le importa, pues el domingo de un jubilado antecede a otro domingo.



Edward Hopper - Sunday (Domingo)


Está jubilado de la vida, pero nunca deja de esperar. Vive en un tiempo sin tiempo, donde la luz es el único indicio del paso de las horas, pero sin conocimiento exacto. Lo único que se consume es ese puro a medio fumar, que está suspendido dentro de la calma total. A veces, cuando le gente lo observa, se da cuenta que no mira a ningún sitio. Su mirada está vacía y parece estar atrapado en un mundo sin vida. Vacío a su alrededor, vacío en los escaparates, vacío en la ciudad… vacío en su espíritu y su alma. Está sólo. Resignación de algo que presientes, pero nunca termina de suceder. Dicen que está esperando, que a veces, cuando alguien se le acerca, dice que vendrá. Que ella llegará. Que todo saldrá bien. Que sólo necesita algo de tiempo. Tiempo… precisamente lo que se nos esfuma de las manos constantemente, a ese hombre, sentado con sus pantalones negros y su camisa blanca manchada de chalequillo de luto, le sobra. Vive atrapado en una balsa sin salida, donde las manecillas del reloj han muerto. Nada se mueve. Aferrado a un cabo de esperanza en cuyo extremo aparece una promesa en labios de carmín. Constantemente esperando sin el menor atisbo de llegada. Esperando, en ocasiones, sin saber quién es, qué es o dónde está. Evaporándose en un torbellino de preguntas entrelazadas, que la inmortalidad de la espera le impone sin piedad. Prisionero de un cuento de nunca empezar. Sin embargo, aquel hombre, perdido y náufrago, aguarda algo. Dicen que de vez en cuando rueda una lágrima por su mejilla. La gente lo mira y encuentra en él un símbolo de la soledad, pero algunos dicen que musita algo de vez en cuando. Dicen que con la vista perdida en el fondo de la nada, articula palabras de esperanza. Dicen que habla de una mujer, la más bella que haya conocido nunca nadie. Dicen que entonces, sólo en ese momento, sus ojos brillan con una luminosidad iridiscente. Que llegará algún día. Que todo saldrá bien. Pero sobre todo, la gente que ha tenido la oportunidad de escucharle, dicen que la palabra que más se le escucha, ahogada entre suspiros, es paciencia. Que sólo necesita un poco de paciencia. Sólo un poco de paciencia…

(1..2...1, 2, 3, 4)
Me cayó una lágrima porque te echo de menos
Aún estoy bien para sonreír
Chica, ahora pienso en ti todos los días
Hubo un tiempo en el que no estaba seguro
Pero pusiste mi mente agusto
No hay duda de que ahora estás en mi corazón

Dije, Mujer, tómalo con calma
Funcionará bien por sí solo
Todo lo que necesitamos es un poco de paciencia
Dije, cariño, hazlo lento,
Y estaremos bien juntos
Todo lo que necesitamos es un poco de paciencia
(Paciencia)
Mmm, sí...

Me siento aquí en las escaleras
Porque preferiría estar sólo
Si no puedo tenerte ahora mismo,
Esperaré querida,
A veces me pongo tan tenso
Pero no puedo acelerar el tiempo,
Pero tú sabes, amor,
Que hay algo más que considerar.

Dije, Mujer, vayamos despacio
Y las cosas saldrán bien,
Todo lo que necesitamos es un poco de paciencia
Dije, cariño, tómate tu tiempo,
Porque las luces están brillando fuerte
Tú y yo tenemos todo lo necesario para lograrlo
No lo estropearemos, ni lo romperé
Nunca, porque no podría soportarlo...

...Un poco de paciencia, mmm sí, mmm sí,
Necesitamos un poco de paciencia, sí
Sólo un poco de paciencia, sí...
Algo más de paciencia, sí...

He estado caminando por las calles de noche
Tratando de tomarlo bien,
Difícil de ver con tantos alrededor
Sabes que no me gusta estar atrapado entre la multitud,
Y las calles no cambian excepto, chica, el nombre
No tengo tiempo para el juego
Porque te necesito,
Sí sí, te necesito,
Ohh, te necesito,
Sí, te necesito...
...todo este tiempo.

Paciencia
- Guns N' Roses


(1..2...1, 2, 3, 4)
Shed a tear 'cause I'm missin' you
I'm still alright to smile
Girl, I think about you every day now
Was a time when I wasn't sure
But you set my mind at ease
There is no doubt
You're in my heart now

Said, woman, take it slow
It'll work itself out fine
All we need is just a little patience
Said, sugar, make it slow
And we come together fine
All we need is just a little patience
(patience)
Mm, yeah

I sit here on the stairs
'Cause I'd rather be alone
If I can't have you right now
I'll wait, dear
Sometimes I get so tense
But I can't speed up the time
But you know, love
There's one more thing to consider

Said, woman, take it slow
And things will be just fine
You and I'll just use a little patience
Said, sugar, take the time
'Cause the lights are shining bright
You and I've got what it takes
To make it, We won't fake it,
I'll never break it
'Cause I can't take it

...a little patience, mm yeah, mm yeah
need a little patience, yeah
just a little patience, yeah
some more patience, yeah
need some patience, yeah
could use some patience, yeah
gotta have some patience, yeah
all it takes is patience,
just a little patienceis all you need

I been walkin' the streets at night
Just tryin' to get it right
Hard to see with so many around
You know I don't like
Being stuck in the crowand
The streets don't change
But baby, the name
I ain't got time for the game
'Cause I need you, yeah, yeah,
But I need you, whoa,
I need you, whoa,
I need you...
...all this time.

Patience
- Guns N' Roses



¿Qué opinan vuesas mercedes?, ¿llegará esa mujer de la que habla?, ¿lo ha engañado?, ¿o sencillamente espera su propio destino?, ¿cómo terminará la espera?

14 comentarios:

Er Tato dijo...

A veces es difícil distinguir cuándo una mujer nos engaña de cuándo somos nosotros los que nos engañamos.

Como en casi todo, los excesos suelen ser tóxicos. Y las esperas, en su justa medida, querido aguaó.

Un abrazo enorme

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Esperar con paciencia como se mueven las olas en la orilla del mar, no es lo mismo que bañarse.

Aunque el frío nos haga quedarnos en la arena tendidos bajo el sol con suficiente protección para que sus rayos no nos hagan daño, llegará un momento que las arrugas emergeran sin remedio.

Lo siento pero lo primero que me ha venido es la imagen de los Guns ando Roses actuando en el campo del Betis, que conciertazo y que larrrrrgo, fue alucinante.

NATURAL DE SEVILLA dijo...

ahora necesito, paciencia...mmmm, paciencia. Estoy en esa coyuntura. Que me esperen si me quieren, porque yo ya he comenzado a amar con paciencia. Un fuerte abrazo

América dijo...

Querido amigo cuanto gusto me da saludarte de nuevo,precioso texto que me hace pensar que la paciencia se ejercita y se mastica,si no, nos corroe la ansiedad con el tiempo,pero no dejo de especular,tanta paciencia puede robarle el sabor al triunfo.

La gata Roma dijo...

A veces el que espera desespera… También a veces el que espera tiene más paciencia que yo, que no es un don que tenga precisamente…
En fin, espero que estés bien, y en ocasiones, por mas cíclicas que parezcan las cosas, las historias y las personas, el engranaje se rompe por algún lado; a veces por el que nos gusta más y a veces por el que nos gusta menos… cosas de los ciclos.


Kisses

Mayte dijo...

La paciencia es el arte de la espera...y el que espera puede tenerlo todo...aunque quizás eso sea el mayor truco...de la vida y la mayor perdición.

Me ha gustado mucho el relato y más tu imagen...edward hopper...me fascina.

Bikos mil!

Parsimonia dijo...

Me gusta leer tu dilatación del tiempo.
Admiro tu manera de hacer que un segundo se convierta en minutos delicados.
El hombre quedará esperando eternamente en ese cuadro sin saber que está a punto de cruzar la esquina la mujer de su vida que, solamente, como todas las mujeres, se ha echo esperar porque no sabía qué ponerse para la cita.
Besos.

Cofiliquili dijo...

La espera es poética y romántica, la paciencia necesaria, pero la vida pasa veloz y hemos de conocer ese límite por el que merece la pena esperar.
En el amor esa espera puede durar toda vida. No es extraño que este señor espere sentado a su amada, con la paciencia infinita del que ama.

Finidiblanco dijo...

No me importa esperar, pero no me gusta que me esperen. Aunque mejor que esperar a que el equipo rival llegue a tu puerta, es bajar al balón al suelo y avanzar en busca del objetivo marcado.

de garcía y zapata dijo...

tras un largo tiempo de ausencia ya estoy denuevo con ustedes querido aguaó.

saludos y espero que todo vaya de arte por estos lares.

Ariel dijo...

Siempre es bueno un poco de paciencia. Muy bueno el blog. El tema de Guns preciso para el momento, las palabras igual. Repito, muy bueno el blog.
Gracias por pasarte por el mio. Y coincido en que quizas tenemos un par de cosas en común. Ojala que estés bien, y me dare otras vueltas. Hasta la proxima.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Un placer y una suerte el volver a leerte. Magnifico el texto.

el aguaó dijo...

Y ¿cómo se aprende eso cuando estás enamorado querido Tato?

Demasiado pequeño para asistir amigo Juan, pero se habla de concierto legendario.

Amar con paciencia, o sin ella, es lo más bonito querido Antonio, pues lo importante es amar.

Excelente recomendación final amiga América: tanta paciencia puede robarle el sabor al triunfo. Me ha encantado.

Cuando se rompe por el que menos gusta... te pueden saltar las piezas del engranaje querida Gata.

Bienvenida a este rincón querida Mayte. En este puesto del agua encontrarás gente muy buena, te lo aseguro. Ahora te hago una pregunta en consonancia con tu comentario: si el que espera puede tenerlo todo... ¿qué pasa cuando al final del tiempo no encuentra nada?

Me gustan tus comentarios porque siempre son positivos y optimistas amiga Parsimonia, y esa es una virtud realmente buena.

Si la espera dura toda una vida amiga Cofiliquili, ¿sigue valiendo la pena al final?

Pero el contragolpe es realmente peligroso amigo Finidiblanco.

Bienvenido de nuevo De García y Zapata, después de tanto tiempo.

Amigo Ariel bienvenido a este pequeño tenderete donde se vende agua fresca recién traída de los caños de Carmona. Pásate cuando quieras y lo desees. Tu deseo de bienestar es recíproco.

Muchísimas gracias amiga Pilar.

Un fuerte abrazo a todos.

nefer dijo...

Pasar la vida esperando. Esperando el fín de semana, esperando esa fecha señalada, descontando días que vacíos van a la basura para no volver. Que absurdo verdad amigo.

1BESO.