sábado, 6 de febrero de 2010

Avatar

“Año 2154. Jake Sully (Sam Worthington) es un ex-marine confinado en una silla de ruedas que, a pesar de su cuerpo tullido, todavía es un guerrero de corazón. Jake ha sido reclutado para viajar a Pandora, donde las corporaciones están extrayendo un mineral extraño que es la clave para resolver los problemas de la crisis energética de la Tierra. Al ser tóxica la atmósfera de Pandora, ellos han creado el programa Avatar, en el cual los humanos "conductores" tienen sus conciencias unidas a un avatar, un cuerpo biológico controlado de forma remota que puede sobrevivir en el aire letal. Estos cuerpos están creados genéticamente de ADN humano, mezclado con ADN de los nativos de Pandora, los Na'vi. Ya en su forma avatar, Jake puede caminar otra vez. Ha recibido la misión de infiltrarse entre los Na'vi, los cuales se han convertido en el mayor obstáculo para la extracción del mineral. Pero una bella Na'vi, Neytiri (Zoe Saldana), salva la vida de Jake, y todo cambia. Jake es admitido en su clan y aprende a ser uno de ellos, lo cual le hace someterse a muchas pruebas y aventuras. Mientras, los humanos siguen con su plan, confiando en que la información de Jack les sea útil”FilmAffinity.


Si usted ha acudido a ver "Avatar" en 3D y ha tenido mareos o ha sufrido molestias oculares, está dentro de los afectados por el nuevo formato propuesto para los cines de España, Europa y el resto del mundo, según las noticias. Si por el contrario se encuentra dentro de aquellos usuarios del cine que no ha visto la película de James Cameron en 3D, no tiene porqué preocuparse por la posible repercusión en los defectos causados en la vista, sin embargo se ha perdido una de esas cintas que dejan un muy buen sabor de boca.



"Avatar" era una de esas películas que no me llamaban la atención. Leí la sinopsis y no consiguió engancharme. Escuchaba las buenas críticas y opiniones de mis amigos que habían ido a verla, pero no terminaban de convencerme. Un fin de semana, tal vez por exceso de recomendaciones, compré las entradas un día antes para asegurarme una buena butaca, aunque estaba seguro que la sala no se llenaría, pero me gusta ser previsor. Acerté. La sala se llenó completamente, a pesar de llevar más de un mes y medio en cartelera. Tenía tres horas de film ante mis ojos y me preparé para la ocasión. Apenas noté el paso del tiempo. Puede que este detalle no sorprenda en una película de acción, pero si a esta información le agrego que la cinta de James Cameron no tiene un guión extraordinario ni una historia espectacular, surgen algunas dudas sobre la calidad de la película. Nada más lejos de la realidad. "Avatar" es un espectáculo visual y auditivo, un film cargado de colorido y efectos sonoros magníficos enmarcados en una buena música, todo cargado de acción a raudales, que deja una sensación majestuosa cuando las letras finales despiden al espectador.



Con una muy buena dirección, James Cameron consigue crear una cinta con un argumento bastante predecible, pero no por ello decepcionante. Sabemos lo que va a ocurrir y los elementos que crean la historia, pero a pesar de ello nos gusta. No posee un guión brillante y lleno de giros sorprendentes, de hecho adolece de esos elementos sorpresa a los que nos tiene acostumbrados su director en anteriores cintas (“Terminator”, “Alien, el regreso”, “Terminator 2” o “Titanic”), pero consigue sumergir al espectador en el mundo de Pandora y concienciarse de la difícil vida de sus habitantes. Con un pequeño toque inocente que acoge la clasificación de todos los públicos y una pincelada Disney sin pertenecer a la compañía (con un malo muy malo incluido) hace que un film con un gran porcentaje de digitalización, se convierta en una aventura llena de sensaciones que todos queremos vivir. Pese a su alto contenido digital, el reparto ayuda a cerrar esta creación con las buenas interpretaciones, aunque no excesivamente brillantes, de Sam Worthington, Sigourney Weaver y Zoe Saldana, de la que sólo podemos ver sus facciones en el mundo Na’vi. Se completa la ficha técnica con la música de James Horner, compositor con el que ya contó Cameron en su ultrapremiada “Titanic”, y la fotografía de Mauro Fiore.



No es fácil. No es fácil pero James Cameron lo ha conseguido. Se ha gastado un presupuesto de más de 250 millones de dólares en crear un mundo fantástico donde el espectador es un visitante de lujo, y lo mejor: lo ha hecho bien. Con un grandísimo mensaje que transmite unas ideas muy claras y deja un regusto excelente, "Avatar" es de esas películas que consigue sacar una expresión de satisfacción a todo aquel que se pase por un cine a verla. Un film que ha sido nominado con cuatro Globos de Oro ganando dos (Mejor Película y Mejor Director) y que entra en las listas de los Óscar con nueve nominaciones (Mejor Película, Mejor Director, Mejor Fotografía, Mejor Banda Sonora, Mejor Montaje, Mejor Dirección Artística, Mejor Sonido, Mejores Efectos Sonoros y Mejores Efectos Visuales). Cameron, ante el grandísimo éxito de su obra, ya ha anunciado que habrá trilogía. Quizás sea porque las 3D me cautivaron, tal vez porque quise ser un Na’vi o puede que, sencillamente, fuera porque me hizo ilusión formar parte de una gran aventura visual y sonora, pero "Avatar" me gustó… además, siempre quise montarme en un dragón. Un ocho en la escala de diez.


¿Habéis visto "Avatar"?, ¿qué os parece la idea de la trilogía?

10 comentarios:

X dijo...

Me parece bien la idea de la trilogía porque siento que las dos siguientes serán necesariamente mejores. No, no es que no me gustara, pero sí me decepcionó. Y somos pocos, pero haberlos los habemos. xD

Lo he comentado ya en tantos blogs que me aburre repetirme, pero ahí va de nuevo. La historia está más que vista, pero estoy de acuerdo en que ello no es definitivo para que la película fracase. Sin embargo, el desarrollo es previsible hasta el sonrojo, los personajes no pueden ser más caricaturescos (qué ironía tan grande: que en una película tridimensional, los personajes sean tan planos...) y el guión no solo es inapetente, sino que no deja una sola frase para el recuerdo. La ambientación muy bien, en los efectos especiales ni entro (a estas alturas de la historia del cine son casi exigibles), el mensaje muy new age y todo eso. Sí, esa parte sí y por eso celebro que vaya a haber dos películas más. Para que todo lo demás sobre lo que se ha pasado de puntillas pueda arreglarse. El mundo de Pandora ya está presentado, el derroche tecnológico ha hecho su parte y el dinero de sobra amortizado: llega la hora de currarse una película de verdad.

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Yo es soy cinépata y como tal, no voy sólo al cine a ver grandes obras maestras, voy también a pasarlo bien, a entretenerme, para ver grandes dramas épicos ya tengo mi propia vida así que estas películas también me gustan, esta en particular como te comentaba por su alegato ecológico, le añado un extra.
Me maravilla el trabajo, los años de esfuerzo, la imaginación de crear otro mundo... ¿Que no es original el argumento? Pues no, y la de la mayoría de las películas tampoco :D Muchas de las películas que vemos, son remakes de otras más antiguas, casi siempre de países que no conocemos. No he visto yo películas re-hechas aquí o en Estados Unidos que originalmente se hicieron, en japón, francia o algún país de este. En fin, que yo la recomiendo, se pasa un buen rato, se ve algo que te deja a gusto cuando sales y además, me parece muy bien que haya trilogía. Un abrazo.

Ludwig Constantine dijo...

A mí es que eso de las trilogías ya me cansa. Parece que, cada vez más, el cine americano se divide en dos clases de películas: trilogías blockbusters en 3D y películas independientes de bajo presupuesto, todo lo que hay en medio está despareciendo.

Sobre Avatar, ya sabes lo que pienso, visualmente espectacular (en los oscares arrasará en los apartados técnicos, me lo pasé bien en el cine, pero de historia y personajes anda cortita.

mangeles dijo...

Me ha fascinado verla 2 veces, y espero verla una tercera, tal vez....

Pero no me interesa una trilogía. Esta peli, es una peli única y exclusiva. No importa que como dices no tenga guión y que el final y la historia sea predecible...no importa nada...porque es CINE, ESPECTÁCULO EN ESTADO PURO...pero a mí, una segunda parte ya no me interesa...seguramente, porque la historia no me interesa...ME HA EMOCIONADO y ENTUSIASMADO LA FORMA DE CONTAR LA HISTORIA....

Besos

mangeles dijo...

Y disiento con X...hay DOS frases,momentos inolvidables, cuando los protagonista admiten haber hecho el amor y Sigourney Weaver dice: "NO JODAS", y al principio de la peli,cuando la misma WEAVER DICE: "un cigarro"...

Momentos inolvidables...

Más besos a repartir

X dijo...

Me temo, mangeles, que nuestro nivel de exigencia para frases memorables es completamente irreconciliable. xD Mejor para ti. :-)

Los dibujos de Hache dijo...

Hola El Aguaó.
Llegué a tu blog por pura casualidad y me gustó mucho.
Ví la película en 3d y realmente me gustó mucho como lograron los efectos visuales. Lamentablemente el guión es muy predecible (cosa que me esperaba). Hay algunos aspectos que me molestaron mucho como los Avatar vestidos con pantalones largos y remeras (un detalle verdaderamente ridículo), los chiste tontos en los momentos de mayor intencidad ya cansan, y la forma de expresarce teniendo en cuenta que la acción transcurre 146 años en el futuro me parece algo imperdonable.
Algo que faltó y ubiese estado genial es ver la bandera de los EE UU en los helicóptero.
Bueno, ya me descargué.

Muy buen blog.

Saludos desde Argentina

dama dijo...

No se me ocurriría por nada del mundo ir a ver esa película, menos en 3D.
En la radio oí que era la historia de Fray Bartolomé de las Casas elevada al brillo de Hollywood, me pareció tan raro como posible.

Besos, artista.

María_azahar, la Reina Mora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María_azahar, la Reina Mora dijo...

Aunque debo confesar que al principio el título no me motivaba demasiado y me sonaba a cosas de Internet, tras haberla visto finalmente justo al día siguiente de su estreno y haber podido probar esa novedosa y, a la vez, extraña sensación de flotar, de casi palpar la savia del espectacular Árbol de las Almas y respirar la feliz y sencilla vida de Pandora, esta película ha conseguido colarse en mi Top 10. En mi opinión, nos ofrece un mensaje ecológico instructivo, contundente y necesario en los tiempos que corren presentado de una manera deliciosamente didáctica y retórica, entiéndase con una eficacia bastante para deleitar, persuadir o conmover, a la vez que enseñar. Y así fue, el tiempo que estuve inmersa en la fantasía na'vi, fue para mí toda una aventura positiva, o en términos clásicos, experimenté propiamente aquello del aut delectare aut prodesse est.

Felicidades por esta magnífica reseña, Ram.

Besos.