jueves, 1 de noviembre de 2007

Hay momentos...

Hay momentos en los que Sevilla se reinventa...
...hay momentos que se convierten en joyas sevillanas...
...hay momentos que solo pueden ser disfrutados por unos pocos privilegiados...
...hay momentos que pasan desapercibidos...
...hay momentos en los que sobran las palabras...
...hay momentos en los que se para el tiempo...
...hay momentos en los que un escalofrío te recorre el cuerpo...
...hay momentos en los que la emoción te desborda...
...hay momentos inexplicables...
...hay momentos que se te hacen cortos, pero de los que te alegras haber vivido...
...hay momentos inolvidables.

Para Moris, la Criticona y Raúl Ramírez especialmente, a los cuales he tenido la fortuna, suerte y placer de conocer...

17 comentarios:

el aguaó dijo...

...aunque fuera en un brevísimo instante.

ANDRÉS dijo...

Momentos inolvidables que yo también pude presenciar desde San Lorenzo, al laíto de mi Virgen del Dulce Nombre.
Un Saludo.

Glauca Maria dijo...

Hay momentos en los que pasar a verte es querer quedarse...

Moris dijo...

Muchas, muchas, muchas gracias Aguaó. El placer, por lo que a mi respecta, ha sido mío; ya te dije que soy un seguidor asiduo de tu blog y de tus entradas de historia del arte. Creo que te perdistes la llegada de la Virgen en su barrio con el sol de frente, pero eso ya lo puedes visionar en mi esfera.
Cuando te dirigistes a nosotros y preguntastes por mi nombre me acojoné y me dije "Alberto qué has hecho o dicho ahora que te van a tortear la cara"; pero fue un placer que fuera todo lo contrario; si es que lo que no consiga la Chari!!!!!!
Pero, tú eres hermano de Monte-Sión, o simplemente un devoto?????

Un saludo amigo

Jmc dijo...

Esta es la grandeza de una ciudad como Sevilla, en cualquier momento y en cualquier época del año puedes vivir un momento mágico. No hay dudas que ese momento con el señor de sevilla tuvo que ser impresionante.

Gran post aguaó

calleferia dijo...

Queridísimo amigo:

Gracias, gracias, gracias...

Un abrazo.

PS: A tu pregunta en mi blog, decirte que este año no he podido ir (tengo unas anginas de caballo). Aunque curiosamente ayer me desperté a la hora en que salía la Señora.

Moris dijo...

Calle Feria no sabes la alegría que me ha entrado por el cuerpo escucharte eso de "Señora". No es que me extrañe porque para los que realmente la sentimos lo es, pero he tenido que oir en más de una ocasión a hermanos nuestros decir la mañana del Viernes Santo a las puertas de la Capilla "Ahí viene la Señora" (=Macarena).

Dama de sevillano nombre dijo...

No fui a verla, tan sólo me valió aquella vez de niña, con mi padre, para recordarlo siempre.
Si fuí a San Martín.
Mi padre tiene una relación muy especial con la Hermandad, para mí, y ya os lo he dicho alguna vez, la Virgen del Rosario significa mi padre.

La Criticona dijo...

Muchísimas gracias. Una gran entrada, me alegro de haberte puesto cara. Un saludo y, me repito, muchas gracias.
P.D. Ganas más al natural que en pintura...

el aguaó dijo...

Vaya sorpresa amigo Andrés, no sabía que fueras hermano del Dulce Nombre.

No sabes cuanto agradezco esas visitas amiga Glauca...

Gracias a ti. Me dio mucha alegría conoceros amigo Moris. Yo soy hermano del Gran Poder, por eso ya estaba en la Basílica esperando la llegada de la Virgen del Rosario.

Fue impresionante Jmc. De esos momentos en los que se te pone la piel de gallina. Y es que en Sevilla hay momentos...

Mejórate amigo Calleferia... espero que mis imágenes te hayan servido para hacerte una idea de lo que ocurrió en la que también es tu Basílica. Y gracias a ti.

Te digo lo mismo que al amigo Calleferia querida Dama, que mis imágenes te sirvan de ventanita por la que contemplar lo que ocurrió la mañana del jueves.

Gracias a ti amiga Criticona. Fue un placer conoceros.

Un fuerte abrazo a todos.

Yo voto al PP dijo...

Vota al PP para que se sepa la verdad.

Saludos cordiales

Ludwig Constantine dijo...

Eso, eso, que se sepa. Desde luego...

vicenteeldelasalmendras dijo...

Un problema familiar me ha impedido ir. Ha sido una pena porque debe de haber sido precioso. Otra vez será, que le vamos a hacer.

En cuanto a mi Virgen del Dulce Nombre, supongo que habréis podido comprobar que cada día está más guapa.

Saludos.

MaeseRancio dijo...

Un pequeño oasis en el largo camino del desierto hasta la próxima Semana Santa.

Raúl Ramírez dijo...

Gracias pro esta dedicatoria tan especial... Es importante ver como la Virgen del Rosario levanta multitudes cada mañana del uno de noviembre... Se conolida como una de las tradiciones del mes de los difuntos. Algarabía en el barrio de la Feria... Rosario de la Aurora y onomástica de la patrona: la Reina de Todos los Santos...

Encantado de conocerte. En mi blog he dejado un pequeño detalle de este día...

el aguaó dijo...

'La verdad' es que la Madre del Rosario estaba esplendorosa y Nuestro Padre Jesús del Gran Poder estaba imponente.

La Virgen del Dulce Nombre tiene esa cosita en su cara que no se puede aguantá. Es preciosa amigo Vicente.

La verdad es que sí. Son sorbitos de esa droga que necesitamos los adictos al incienso, el rachear de pasos en el suelo, los tambores, el silencio, las torrijas, los capirotes, y tantos y tantos detalles que conforman la gran Semana Mayor de nuestra Sevilla. Cuanta razón llevas querido Maese.

El gusto ha sido mío querido amigo. Gracias a ti Raúl.

Un fuerte abrazo a todos.

nefer dijo...

Amiguísimo Aguaó:

Es la segunda vez que vivo este magnífico momento, muchos años después, los sensaciones no son las mismas, pero el sabor que me dejó fué de los que tardan en desaparecer.

1BESO.