viernes, 25 de enero de 2008

Espero que vuelvas pronto...


Jarabe de Palo - Adiós

Se va nuestro amigo y nos deja sin sus visiones del mundo desde la Plaza de los Carros. Se marcha uno de los rosarios de Monte-Sión, el costalero de Los Servitas, el Azul y Plata de la CalleFeria. Nuestro amigo ha decidido cerrar el chiringuito y no vender más chicharrones. Aún así, como diría el maestro Sabina 'dejo la puerta de mi habitación abierta por si acaso se te ocurre regresar...'

Para Luis...

5 comentarios:

orfila dijo...

Vaya faena. Yo que desde que abrí el chiringuito, me decía en cada entrada: a ver cuando se asoma por aquí.

En fin, sus motivos tendrá.

Saludos, artista.

Canónigo Alberico dijo...

No jorobes, que se va? espera voy a abrir su blog para dejarle un hasta luego, vaya por Dios


Un abrazo amigo.

pregonero_de_sevilla dijo...

Éste tiene arte para volver a lo Morante... Ojalá...

Jordi de Triana dijo...

No tengo duda que volverá. Los amantes de las tradiciones y de los encantos de Sevilla no podemos vernos privados de sus oportunos comentarios.
La Real Maestranza de Caballería es testigo de los silencios de un entendido público que no entiende el inesperado adiós de Calle Feria.
En unas pocas semanas el silencio maestrante dará paso a la música y al agradecimiento de una Plaza entregada en cuerpo y alma.
La Banda del Maestro Tejera volverá a perfumar El Arenal con sus compases taurinos. Calle Feria volverá a hacer acto de presencia pisando la añorada arena de los sueños para jóvenes toreros que no entienden de la gloria lejos de la que es Catedral de Catedrales en el singularísimo mundo del toreo.
De una corneta se escuchará el sólo más esperado rematando un pasodoble presagio de grandes tardes de éxitos y de abundancia de trofeos: Nerva. La Puerta del Príncipe se abrirá de par en par para despedir a Calle Feria, que paseado a hombros llegará hasta su Virgen del Rosario para cubrirse con su manto de infinito amor.


Hasta pronto Calle Feria.

Híspalis dijo...

Ojalá vuelva pronto. Se le echa bastante de menos...