jueves, 12 de marzo de 2009

El Club de la Lucha



- Bienvenidos al Club de la Lucha.
La primera regla del Club es, no hablar del Club de la lucha.
La segunda regla del Club es, que ningún socio debe hablar sobre el Club de la Lucha.
En cuanto a la tercera es, si alguien grita “basta”, flaquea o desfallece, el combate se acaba.
La cuarta, que sólo habrá dos luchadores.
La quinta, sólo habrá una pelea cada vez.
La sexta, se peleará sin camisa ni zapatos.
Séptima regla, las peleas durarán el tiempo que sea necesario.
Y la octava y última regla, si esta es vuestra primera noche en El Club de la Lucha... tenéis que pelear
- Tyler Durden



Quizás no me esté permitido hablar sobre El Club de la Lucha, pues me estaría saltando las dos primeras reglas, pero me encontré con él de casualidad. Fue una tarde de sábado, tal vez la lluvia que arreciaba con fuerza en el exterior tuvo que ver, y casi sin proponérmelo encontré el título entre las películas que grababa sistemáticamente y guardaba. Después de dudarlo y reflexionar sobre el título y las posibilidades que podría ofrecerme, me decidí a verla y perderme entre la historia que David Fincher proponía. El resultado no pude ser mejor.


Era una teoría interesante, sin lugar a dudas. Cuando empiezas a ver El Club de la Lucha se rompen todos los esquemas que creías tener sobre esa película. El título te cambia la percepción de la realidad que estás visionando y consigues introducirte de lleno en una historia que no te dejará indiferente, para bien o para mal. Desarrollo de ideas perfectamente organizadas que, si confluyen a la vez, parece como si el caos se extendiera por la pantalla, pero todo establecido de forma magistral. Un desorden ordenado. El resto se convierte en un desarrollo de acontecimientos que atrapa al espectador y lo absorbe en una mezcla de inusual interés y rasgada curiosidad. No puedes dejar de verla hasta que llega el final.

- Lo sé porque lo sabe Tyler – Jack


La sinopsis que nos facilita FilmAffinity es la siguiente: “Jack es un personaje insomne y desesperado por escapar de su fatal y aburrida vida. En un viaje en avión conoce a Tyler Durden, un carismático vendedor de jabón con una filosofía muy particular; Tyler cree que el perfeccionismo es para los débiles y que es la destrucción de uno mismo lo que realmente hace que la vida merezca la pena. Jack y Tyler forman un club de lucha secreto que se convierte en un éxito arrollador”. La película tuvo sus seguidores y detractores, recibiendo fuertes críticas en su día que la situaban desde sutilmente provocadora, hasta peligrosa apología del terrorismo. En la misma web nos ofrecen varias opiniones, como la de Carlos Boyero en el Diario El Mundo, que la califica de "pretenciosa gilipollez (...) Todo resulta un disparate con pretensiones de gran espectáculo", o Jordi Batlle Caminal en La Vanguardia "su contundencia y radicalidad levantó ampollas", y la contundente visión de Fernando Morales en El País, "de todos es sabida la predilección de Fincher por la violencia. Pero en esta ocasión se ha pasado. El filme es un puro despropósito, un canto fascista al salvajismo". Evidentemente, la película tiene una dosis de violencia que concuerda con el título que posee, pero no por ello resulta una cinta extremadamente violenta, como otras películas que presumen de títulos afables, guiones alabados e historias, presumiblemente, bonitas.



- Lo que posees, acabará poseyéndote – Tyler Durden

Título original: Fight Club
Año: 1999
Director: David Fincher
Productor: Arnon Milchan
Guión: Jim Uhls
Fotografía: Jeff Cronenweth
Música: The Dust Brothers (Michael Simpson y John King)


Reparto:
Edward Norton Jack/Narrador
Brad Pitt Tyler Durden
Helena Bonham Carter Marla Singer
Meat Loaf Robert Paulson, ‘Bob’
Jared Leto Angelface
Rachel Singer Chloe
Joon B. Kim Raymond K. Hessel


Las críticas de cine son opiniones, y la mía queda reflejada aquí. No soy crítico de cine, ni pretendo serlo, pero me gustan las películas que te hacen pensar, aquellas historias que aportan reflexiones que, tal vez, nunca te habías planteado. La película está basada en la primera novela de Chuck Palahniuk, un mecánico de Portland, Oregón, que escribió su obra a mano en solo tres meses, con un interés inusitado y una inspiración sin descanso, como demuestra que a veces, hasta la escribía en un sujetapapeles debajo de un camión. La cinta concluye con una magnífica canción de The Pixies, titulada “Where is my mind?”, del CD Surfer Rosa (1988), la cual os dejo en un video, con la letra subtitulada. Los acordes empiezan a sonar cuando la película comienza a terminar.

- Confía en mí, todo saldrá bien – Jack



- Me has conocido en un momento extraño de mi vida - Jack

24 comentarios:

Luz de Gas dijo...

No la he visto Ramsés, buscaré la ocasión para hacerlo, porque si tu la recomiendad tiene que estar bien, digan lo que digan los críticos.

Un abrazo

Néstor Aparicio dijo...

Es una película increíble. De veras. Prueba a leer un libro increíble que se llama Yagudin (Philippe Ségur, publicado en Alfaguara) y te sorprenderás.

Parsimonia dijo...

A mí también me gustó muchísimo.
El papel que hace Helena Boham Carter también es muy interesante, por cierto.
Que una película tenga violencia no significa que sea violenta o tenga un mensaje violento. A veces, como esta, te hace reflexionar sobre ciertos temas o pueden convertirse en obras de arte, como Pulp Fiction o Natural Born Killer.
Besos

dijo...

Me encanta esta película. Es durísima, políticamente incorrecta, genial. Recuerdo una parte del guión a la que estuve dando vueltas mucho tiempo. 'Somos los hijos malditos de la historia. No hemos sufrido una guerra y nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la idea de que algún día seríamos dioses o estrellas del rock, pero no lo seremos, poco a poco nos hemos dado cuenta y estamos muy pero que muy cabreados'. Tremendo grito en contra de una sociedad maldita y decadente. Besos varios.

El callejón de los negros dijo...

Es un peliculón. Algo grande. Y que no se digiere del todo hasta que no la devoras un par de veces mínimo.

Saludos
Antonio

Luz de Gas dijo...

Es que no pudistes ser más oportuno poniendo la entrada yo que estaba buscanso una película para verm apareces tu:

El Club de la Lucha


Me ha encantado, no la vía antes porque pensaba que iba a ser de boxeo o algo parecido y vaya sorpresa.

Muy buena, es hasta velazquiana.

Un abrazo

Luz de Gas dijo...

Por cierto no te pierdas:

El Gran Torino

América dijo...

No la conozco pero ya me pongo en ello,si la recomiendas y le dedicas un post sin duda hay que prestarle atención.

La gata Roma dijo...

Me temía que llegaría este momento.. No me pronunciaré hasta no haber visto La vida de Brian, además, no mientas, es que te encanta Brad Pitt, jajajaja, no hay más..
Y ahora, tras la crítica, me da miedo verla… Desde hace unos diez años no le doy la razón a Boyero casi por sistema… Mira tú que si no me gusta y tengo que dársela…
Kisses

P.S. Los momentos extraños de la vida de cada uno son muy relativos… Yo diría que estoy en uno normal, y más de uno y una se llevaría las manos a la cabeza al oírme eso…

el aguaó dijo...

Amigo Luz de Gas, a lo largo de tus comentarios se puede observar tu desarrollo de cara al visionado de la película. Me alegro que te haya gustado. En cuanto a Gran Torino, la quiero ver. Clint Eastwood es uno de mis directores y actores favoritos.

Me lo apunto amigo Néstor. Me gusta sorprenderme con los libros.

Esta película, amiga Parsimonia, precisamente tiene ese efecto: me hace reflexionar y me aporta. Me gustan ese tipo de películas. Y sí, el papel de Helena es increíble, aunque los otros dos tampoco se quedan cortos.

Ese fragmento es espectacular amiga . Está en uno de los vídeos precisamente. Aunque la gente suele tildarla de dura, yo tampoco la veo excesívamente fuerte.

También me pasó eso querido Antonio. Cuando la ves en varias ocasiones es cuando consigues ver todos sus detalles.

Totalmente recomendable amiga América. Cuando la veas, ya me dirás.

Debo confesarte amiga Gata que me gusta Brad Pitt, pues me parece muy buen actor. Y ya no te digo Edward Norton, un camaleón capaz de reencarnar al personaje más variopinto. No te preocupes por la crítica, te gustará. Y sí... sé que te debo La Vida de Brian, quizás cumpla mi promesa pronto.
P.S. Quizás cada paso que damos en nuestra vida sean un ramillete de momentos extraños que confluyen en la rutina diaria de cada persona. Hay otra frase genial, que aparece en la película y reproduzco en mi entrada: - Lo que posees, acabará poseyéndote – Tyler Durden. Esto es completamente cierto, pues hay ocasiones en las que aquello que es tuyo, o crees que tienes, acaba por dominarte, a ti y tu forma de vida. La tortilla da la vuelta y acaba poseyéndote. Tú no eres su dueño, sino al revés, pues tu vida gira en torno a esa posesión. Vives para mantener tu posesión.

Un fuerte abrazo a todos.

del porvenir dijo...

De la Carretaría al Club de la Lucha, ¡ea! con que facilidad. ja, ja

Ana Asuero dijo...

Ya te dije que la había visto pero hace bastante tiempo. Este post me recuerda que tengo pendiente volver a verla, jeje.

Finidiblanco dijo...

La veremos, la veremos

La gata Roma dijo...

Lo de Brad era apostar sobre seguro, vamos porque ya me habías dicho alguna vez que te gustaba… Y lo de la peli, aunque te lo parezca, no era una indirecta, sólo es que hay
promesas y promesas…
Esto tampoco lo era, lo que pasa que el título me venía de coña, y lo mismo la canción te sirve..
Sobre las posesiones, actualmente, de esas que se vuelven contra ti, tengo muy poquitas, lo cual parece que es bueno, pobreza felíz… De todas formas, siempre he tenido conceptos de posesión algo particulares, como eso de quien no le ponía nombre al gato..
Kisses

Juanma dijo...

Tampoco la he visto yo. Perdí la ocasión y luego no caigo en la cuenta de buscarla. Ahora que la recuperas, sí que aprovecharé. Y te contaré.

Un abrazo, querido Ramsés.

CRUEL Y JUSTICIERO dijo...

así se escribe; lo que sorprende a uno, es no perder la capacidad de la sorpresa. Intacta, siempre.
Volvere

Dama dijo...

Pues siento ser una nota discordante, pero en mi casa se vio y yo me enfrasqué en la lectura, eso sí, en mi casa gustó hasta límites insospechados...

El gran Torino si pienso verla, aunque me ha dicho un pajarito que es una copia de un clásico del cine...

Un besito, Aguaó.

MaeseRancio dijo...

Pues El club de la lucha es esa peli que tengo pendiente de ver, pero todavía no le he hincado el diente.
Es que hay tantas pelis por ver, tantos libros por leer, tantas cosas por hacer, que uno no tiene tiempo para todo.
A ver si la veo pronto.

ROSALÍA dijo...

Es genial la peli. A mí es que este director me gusta en general. Firma títulos como "Seven", "The Game", "Zodiac", "La Habitación Del Pánico" ... Sus películas son de sobra conocidas y no dejan indiferente a nadie.

Zapateiro dijo...

Pues anda aguaó, habrá que decidirse a verla, aunque te juro que en esta época del año soy tan monotemática que ni para el cine tengo tiempo. Si es que hay jartibles y jartibles...

Pasado el sueño que tenemos encima ya haré otra propuesta porque ir al cine con su posterior tertulia también me parece muy sugerente;)

Un beso.

P.D: muchísimas gracias por tu mensaje.

Du Guesclin dijo...

Jeje, poco mas te puedo decir al respecto de la película que no te contara el sábado.... Eso sí, prometo verla si la recomienda vuesa merced, para un servidor eso es sello de garantías.

Saludos y gracias por este acercamiento al Séptimo Arte, del que tan poco conocimiento tengo...

nefer dijo...

ANOTADO QUEDA AMIGO.

1BESO.

el aguaó dijo...

Amigo Del Porvenir, a veces hay que hacer cambios de itinerario para que los paisajes sean diferentes.

Pues te lo recuerdo: totalmente imprescindible amiga Ana.

Es una película que, como ya he dicho, te hace reflexionar amigo Finidiblanco, como los partidos del Betis.

Ya sabía yo que algo tenías que sospechar o incluso saber querida Gata. En cuanto a Los Piratas, me quedo con Filofobia. Genial.

Eso sí, no la veas con tu niño delante amigo Juanma, porque hay algunas escenas que son duras.

Muchísimas gracias querido Cruel y Justiciero. Espero que voacé vuelva.

Amiga Reyes, qué alegría volver a verte por aquí. Te recomiendo que la vuelvas a ver sin libro, quizás la lectura y la concentración que requiere te hizo no estar pendiente del film. En cuanto a Gran Torino te diré que es una obra maestra. Y si copia a alguien, quizás sea así mismo, pues hay muchos destellos, guiños e incluso pinceladas que, salvaguardando las distancias, lógicamente, me recuerd a El Fuera de la Ley.

Una tarde sin nada que ver ni hacer... ésa es la ideal amigo Maese.

Querida Rosalía, bienvenida a este puesto del agua. A mí también me gusta mucho el cine de David Fincher. Aún no he visto El Curioso Caso de Benjamint Button, veremos cómo es. Pero sé que no me dejará indiferente.

Me ha encantado esa propuesta querida Zapateiro. Me la apunto.

Tengo que ser sincero Mi General: no hay espadas. Manque me pese.

Ya me contarás amigo Nefer.

Un fuerte abrazo a todos.

Darthpitufina dijo...

Muchísimo mejor la novela en la que se basó la película, de Chuck Palahniuk. Tanto el film como la novela hacen trampa, (parten de premisas verdaderas para sacar conclusiones falsas y sin que te des cuenta estás asintiendo), pero en la novela se notan menos.

Gracias por esta revisión.
Un saludo.